Investigadores realizaron un plan de negocios de una cerveza para celíacos

Las personas celíacas se encuentran con un gran limitante al momento de sentarse a consumir en lugares públicos debido a la casi nula oferta respecto de sus gustos y necesidades. Entre ellas las bebidas alcohólicas libres de gluten.

Un grupo de personas plantearon esta inquietud y se realizó una investigación de mercado a partir del cual surgió un plan de negocios por iniciativa de un docente de la Facultad de Humanidades de la UNNE, Francisco Peñalver; el estudiante de Licenciatura en Sistema de Información (FaCENA-UNNE) Alfredo Montañez y la Ingeniera Química (próxima recibirse de Dra. del CONICET-UTN-FRRe) Rosario Acquisgrana.

La investigación brindó datos diversos e interesantes como por ejemplo que la cerveza es una de las bebidas que más extrañan los celíacos diagnosticados de adultos.

Entre otros datos relevantes recabados de ACELCA, Asociación Celíaca Argentina, en el Chaco existen unas 10.000 personas celíacas y sólo están debidamente diagnosticadas unas 2.400. Realizando una proyección, en Corrientes las cifras son similares y en Formosa quienes padecen esta enfermedad son alrededor de 6.000 los diagnosticados.

En el mes de julio la ciudad de Formosa fue declarada, “Ciudad amigable al Celíaco” lo que implicaba inclusión en menús de restaurantes, acceso a productos en comercios y concientización pero la ordenanza municipal no es de fácil aplicación y control por lo que ha quedado en un claro “gesto” político sin logística para ponerlo en práctica.

Al proyecto lo denominaron CELIA TEKA, una asociación de palabras CELIA por celiaquía y TEKA un vocablo de origen guaraní que en realidad es “Teko” cuya acepción que más se ajusta es el “compartir costumbres, ideales, ritos”.

Los emprendedores entienden que el producto deberá ser similar a aquel que es elaborado para el público en general, con sabores similares, aroma y apariencia porque los celíacos tienen memoria gustativa e irremediablemente caerán en la comparación del producto.

El proceso de elaboración cuya responsabilidad recaerá en la ingeniera Rosario Acquisgrana. Con experiencia en la producción de cerveza artesanal, la becaria del CONICET apostará a un producto realizado en base a una mezcla equilibrada de sorgo, maíz y arroz, aspirando a obtener una bebida con sabores profundos y marcados, aromas intensos y buena apariencia.

La propuesta de CELIA TEKA contó con el asesoramiento de la Agencia de Innovación y Desarrollo de la Universidad Nacional del Nordeste (AGENTIA). Los profesionales de la agencia brindaron una capacitación promoviendo el espíritu emprendedor en cada uno de los integrantes del equipo.