La Provincia sumó maquinaria vial para fortalecer la obra pública en los municipios

El gobernador Gustavo Valdés entregó ayer maquinaria y equipamiento a la Dirección Provincial de Vialidad, destinado a realizar obras en la Capital y otros municipios. Para sumar esos recursos, la Provincia realizó una inversión superior a los 250 millones de pesos en 16 máquinas. En el acto, realizado en el terreno de la futura planta de hormigonado de la Provincia, el mandatario declaró que es necesario “recuperar la capacidad del Estado para ejecutar obras públicas propias” y que el objetivo “es apoyar a los municipios”.

Se adquirieron tres camiones de 300 CV de potencia y tres camiones de 230 CV, dos retroexcavadoras, un tractor con desmalezadora, dos camiones tractores , un camión con regador de asfalto, una terminadora de asfalto, dos rodillos vibratorios y un cargador frontal sobre neumáticos.

Valdés anunció que la nueva maquinaria será empleadas en un plan para mejorar 500 cuadras en la capital, a través de “10 frentes de obra”, de los cuales en 7 se trabajará con empresas privadas; en otros dos, con Vialidad Urbana, y el restante quedará cargo de la Municipalidad. “Es el Estado el que tiene que proveer las obras que las comunas necesitan, pero no solamente a través del sector público sino también por la contratación de empresas privadas”, dijo.
“El Gobierno debe ayudar a la Comuna a cumplir con la meta de avanzar en el mejoramiento de calles, por eso le brindamos estas herramientas para mejorar”, sostuvo Valdés y agregó que para ello se comenzó “con un plan importante que hoy llega aproximadamente a 1.500 cuadras enripiadas y se sigue trabajando con 120 más, entre calles y avenidas de esta ciudad”.
Remarcó que “el Estado tiene que recuperar su capacidad de ejecutar obras públicas propias” y recordó que se creó la Dirección de Vialidad Urbana en el Ministerio de Obras y Servicios Públicos “para apoyar a las Municipalidades que durante mucho tiempo no tuvieron inversión en las calles de tierra”.

Respecto de la capital, dijo que hay 50% de calles de la ciudad sin cordón cuneta ni asfalto y, por ello, el Gobierno provincial lanzó un plan de enripiado de 1.500 cuadras. Para fortalecer su política de infraestructura, junto a la Municipalidad de Corrientes, tomó la decisión de invertir alrededor de 1.800.000 dólares en la compra de la planta de asfalto, la cual está a cargo de Vialidad Urbana. “Necesitamos apoyar con esta fábrica a las demás municipalidades, a través la elaboración de asfalto”, resaltó Valdés y añadió que “para ello decidimos tener nuestro propio equipo vial y adquirir vehículos de transporte de áridos de 20 metros cúbicos”.
Con la compra de la planta de asfalto y la maquinaria entregada, el mandatario adelantó que se trabajarán en diez frentes de obras y se irán sumando otros proyectos a medida que se coordine con los municipios cercanos a la capital.
Con este plan se ejecutarán 500 cuadras, que se sumarán a las obras realizadas junto al sector privado. Se abrirán caminos de acceso al Parque Iberá, Santa Catalina, e incluso prolongar la avenida Mendoza al sur, mediante un trabajo articulado entre el Gobierno provincial, la Municipalidad de Corrientes y las demás comunas.
Participaron en la entrega los ministros secretario General de la Provincia, Juan Carlos Álvarez; de Obras y Servicios Públicos, Claudio Polich; de Educación, Susana Benítez;  el presidente de Vialidad Provincial, Armando Espíndola; el viceintendente de Corrientes, Emilio Lanari, y concejales, entre otras autoridades.