Para visitar todo el año

La provincia de Córdoba es un destino turístico que, desde el centro del país, ofrece aire puro, sol brillante, excelentes servicios, sabrosas comidas, cientos de años de historia, lagos, sierras y propuestas de mucha adrenalina.

Los cordobeses están muy orgullosos de poder ofrecer al turista una de las más bellas, variadas y completas propuestas turísticas de Argentina. Esto es gracias a que la provincia juega en forma constante el factor sorpresa: valles, sierras, lagos, llanuras y ríos, palacios, estancias, ruinas históricas, junto con todas las comodidades de sus ciudades más modernas.

Alojamiento: Son infinitas las posibilidades. Grandes y lujosos hoteles en las ciudades, elegantes posadas y acogedoras hosterías en los centros turísticos.

Recomendados: El Camino Real, hoy convertido en un recorrido histórico que enlaza capillas y estancias construidas por los jesuitas en los siglos XVII y XVIII y declaradas Patrimonio Cultural de la Humanidad en el año 2000.

Los clásicos: el circuito de las Estancias Jesuíticas y la Manzana Jesuítica de la capital provincial.

Fuera de circuito: Los pueblos de Ischilín y Tulumba, en las Sierras Chicas; San Javier y en Traslasierra, para recorrer el Camino de los Artesanos, o Nono, donde se encuentra el Museo Rocsen.

Ecoturismo: La Quebrada del Condorito, en las Altas Cumbres

Gastronomía: En las sierras no hay que dejar de probar el chivito. En el Valle de Calamuchita, la influencia es tal que en Villa General Belgrano festejan elOkktoberfest. Los embutidos y quesos de Colonia Caroya.

Festejos destacados: En Jesús María, la Fiesta Nacional de Doma y Folklore (mediados de enero). A fin de enero, en Cosquín, la Fiesta Nacional del Folklore. En cada municipio se festeja el producto emblemático de su tierra.