Perotti dialogó con intendentes para flexibilizar el aislamiento

El gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, encabezó dos videoconferencias con más de cien intendentes y presidentes comunales, y representantes de federaciones y centros comerciales e industriales de 53 localidades provinciales, para evaluar las nuevas excepciones para el desarrollo de actividades económicas en el marco del aislamiento por la pandemia.

El mandatario remarcó la importancia de «ir moviendo la economía» sin perder de vista los cuidados para evitar el contagio.

Sostuvo que hay una previsión de monitorear y evaluar constantemente la habilitación de las nuevas actividades económicas en parte de la provincia, exceptuando por el momento los grandes aglomerados urbanos, Gran Rosario y Gran Santa Fe. “Vamos a ir mirando y observando» la situación de la curva de contagios, y “si ahí tenemos una suba, vamos a volver atrás. Esto hay que tenerlo fundamentalmente claro, porque de la conducta de cada uno y de cómo vayamos mirando la evolución en el tema de la salud, dependerá cómo seguimos», enfatizó.

Perotti convocó a intendentes y presidentes comunales y a los representantes de comerciantes, industriales y empresarios a «ser muy cuidadosos en cómo empezamos a movernos sin resquebrajar en nada los resguardos sanitarios», y agregó: «Los necesitamos en las instancias de control. La responsabilidad que hasta acá vienen teniendo cada uno de los intendentes y presidentes comunales; y las asociaciones, centros comerciales, industriales, en el acompañamiento, en las aperturas y en la conformación de los protocolos ha sido ejemplar».

El gobernador recordó que quedan excluidas de estas nuevas excepciones en los grandes aglomerados, e insistió en que ya fue solicitado a la Nación que se analice su situación «dado los números que se vienen dando en Santa Fe y Rosario, para poder habilitar obras menores, inmobiliarias y mudanzas».

«Ojalá los números nos sigan acompañando. Vamos a seguir insistiendo con los resguardos y los protocolos debidamente adecuados, porque lo primero que tenemos como prioridad es el resguardo de la vida y tratar que en una provincia como la nuestra su actividad productiva se resienta lo menos posible», aseveró.

Durante la reunión con intendentes y presidentes comunales, de la que participó los ministros de Gestión Pública, Rubén Michlig; y de Producción, Ciencia y Tecnología, Daniel Costamagna (por videoconferencia), el gobernador se refirió a los controles interprovinciales con Chaco y Santiago del Estero. «Vamos a seguir haciendo esas instancias de control, reforzando también el esquema con Buenos Aires y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires».

«Sin dudas, las instancias de controles también incluyen el seguimiento de los camiones internacionales. Se está tratando de definir una trazabilidad del camión que ingresa», precisó.

El mandatario destacó que la provincia «no va a flexibilizar ninguna medida sanitaria, la política de salud sigue siendo la misma. Nuestro deseo es cuidarnos entre todos y tender a mover al máximo la economía».

«Que no haya contagios es un dato positivo, pero no tiene que hacernos perder de vista que el riesgo está ahí y está latente. Todavía no empezaron los fríos fuertes, vienen las etapas en las que las enfermedades respiratorias son las que marcan la época: los resfríos, las gripes, las neumonías. Y claramente allí hay un potencial para el desarrollo de la enfermedad. Con lo cual tenemos que ser muy cautos. Viene una etapa donde no volvemos a la normalidad y esto hay que tenerlo en claro, nadie vuelve al comercio, a seguir como estaba antes. Va a continuar con un protocolo y cada uno va a esos lugares con pautas de conducta incorporadas en el cuidado que antes no teníamos», remarcó el gobernador.

El gobernador llamó a mantener las medidas de prevención, incluyendo el distanciamiento, la higiene de las manos, el alcohol en gel y el uso del barbijo. «Son cosas que vinieron para quedarse y para acompañarnos. Y cada una de las actividades que se va permitiendo volver a realizar pone a prueba la conducta, pone a prueba la conducta del industrial, del comerciante, del prestador de servicio, de cada uno de los trabajadores, de cómo nos comportamos, en cómo es el devenir el día a día en que buscamos no contagiar al otro», destacó.

«Esto no se va a flexibilizar», aseguró sobre los cuidados para evitar el contagio, y resaltó: “Tenemos que cuidar la vida de los santafesinos en primer lugar, y a la vez tenemos que ir moviendo la economía, con el menor desplazamiento de la gente».