San Francisco| Se reanudan las obras en el complejo ProCreAr

Tras conocerse las flexibilizaciones establecidas por las autoridades nacionales y provinciales, en el marco de la cuarentena, desde este lunes 11 se vuelve a trabajar en la obra pública en la ciudad de San Francisco. Esta medida alcanza a dos importantes proyectos que estaban en marcha, como la construcción de la nueva cloaca máxima y el complejo habitacional del ProCreAr.

“Desde el lunes vuelven a trabajar en la obra de cloaca máxima y en ProCreAr .He hablado con la empresa constructora para que comiencen ese día. Tomamos ese concepto de que la apertura sea tanto para la obra pública como para la privada”, indicó el intendente sanfrancisqueño, Ignacio García Aresca.

“Hemos tomado la decisión de no abrir una obra pública mientras había un sector como la obra privada que no podía trabajar. Hay otros municipios que abrieron la obra pública  pero nosotros, para acompañar esa situación de que muchos no estén trabajando y se haga una obra pública, tomamos la decisión de no hacerlo”, explicó el mandatario.

De este modo se retoman, cumpliendo con los protocolos sanitarios correspondientes, dos obras muy esperadas. En particular, el complejo ProCreAr, que había avanzado hasta cerca de la finalización de la primera etapa y se avizoraba la posibilidad de concretar la adjudicación de esas unidades habitacionales, pero lleva un retraso importante respecto a la probable fecha de terminación que se había anunciado inicialmente.

El “Proyecto Urbanístico San Francisco” de ProCreAr consiste en la construcción de 432 viviendas en un predio de 12 hectáreas que fuera cedido por la Municipalidad local. El terreno, que se extiende entre el Camino Interprovincial al este, calle Juan Díaz de Solís al norte, Liniers al oeste y Talcahuano al sur, fue subdividido en 15 manzanas.

Ese complejo habitacional incluirá viviendas unifamiliares y multifamiliares en dúplex de 70 m2 cubiertos, con dos dormitorios. Además se contará con un centro comercial para atender las necesidades del nuevo barrio y las viviendas se entregarán con cordón cuneta, red domiciliaria de agua y cloacas y provisión de gas natural.