San Isidro| Certificada como Ciudad amigable con las personas mayores

El Municipio de San Isidro obtuvo el certificado por el cual pasa a formar parte del prestigioso Programa “Por Ciudades y Comunidades Amigables con las Personas Mayores”; una iniciativa que promueve la Organización Mundial de la Salud (OMS) y está formada por una red de 397 ciudades del mundo.

“Estamos orgulloso de que San Isidro se haya incorporado a la Red Global de Ciudades y Comunidades Amigables con las Personas Mayores de la OMS. Tenemos las características de amigabilidad de la tercera edad y la vida urbana. Esto tiene que ver con obras como veredas, cruces peatonales, campos de deportes y nuestro programa de Juventud Prolongada que lleva décadas con actividades recreativas y deportivas”, celebró el intendente de San Isidro, Gustavo Posse.

La Red Mundial de la OMS de Ciudades y Comunidades Amigables con las Personas Mayores se estableció en el 2010 con miras a conectar ciudades, comunidades y organizaciones de todo el mundo que compartan el objetivo de hacer de sus respectivas comunidades un lugar excelente para todas las generaciones con el fin de envejecer saludablemente.

En respuesta al envejecimiento de la población mundial, se concentra en una acción local que fomenta la plena participación de las personas mayores en la vida de la comunidad y promueve un envejecimiento saludable y en actividad. Nuestra misión conjunta es promover un mundo más amigable con las personas mayores: una ambición.

Las ciudades y comunidades que se asocian a la Red se comprometen a volverse más amigables para todas las generaciones, con especial énfasis en las personas mayores, y compartir con otros sus experiencias, logros y enseñanzas extraídas. La Red Mundial de Ciudades y Comunidades Amigables con las Personas Mayores ofrece una plataforma mundial para el intercambio de información, el aprendizaje y el apoyo mutuo.

La afiliación no es una certificación de amigabilidad con las personas mayores. Más bien, refleja el compromiso de las ciudades de escuchar las necesidades de su población que está envejeciendo, evaluar y vigilar la propia amigabilidad con las personas mayores y colaborar con ellos y con todos los sectores para crear ambientes físicos accesibles, entornos sociales inclusivos y una infraestructura de servicios propicios para un envejecimiento saludable.

Actualmente, en la Red Mundial de la OMS de Ciudades y Comunidades Amigables con  las Personas Mayores participan 397 ciudades y comunidades representando 37 países.