Un fósil viviente

Los técnicos del Programa Biodiversidad, Áreas Protegidas y Cambio Climático, dependiente de la Dirección de Fauna de Formosa, rescataron un tatú carreta (Priodontes maximus) macho adulto con un peso aproximado de 50 kg. y con 1,47 m de largo que va desde el hocico a la cola.

El animal se encontraba en un establecimiento agropecuario de la Localidad de General Güemes y al estar expuesto a la caza furtiva, se procedió en horario de la noche por los hábitos nocturnos del tatú a la relocalización en un Área Protegida Provincial dentro de la zona de distribución de esta especie, donde años anteriores hubo registro de la presencia de este tipo de animal.

El área protegida cuenta con la vigilancia de la policía ecológica y la ubicación exacta de la liberación se resguarda para la protección de la especie, ya que es un animal que se encuentra “en Peligro Crítico de Extinción y es un Monumento Natural Provincial mediante Ley N° 1038”.