Venado Tuerto| El Intendente desafecto a 30 empleados que cobraban sin cumplir funciones

Una serie de controles realizados por la Municipalidad de Venado Tuerto llevaron al intendente Leonel Chiarella a desafectar a más de una treintena de empleados municipales que, asegura, cobraban salarios sin cumplir con sus funciones. La medida generó la reacción de la Asociación de Trabajadores Municipales (ATM) que pidió un listado de las cesantías para evaluar si se ajuntan al marco normativo vigente.

La sorpresiva medida sobrevino tras disponer en el primer mes de gobierno una serie de procedimientos administrativos sobre el personal, que dejaron al descubierto que 33 trabajadores percibían remuneraciones sin desarrollar tareas, lo que desembocó en la baja de sus vínculos laborales.

Así lo manifestó Chiarella, quien además firmó un decreto que ordena hacer una revisión de pagos de adicionales por actividades que, al parecer, tampoco se realizaban. Desde la Secretaría Legal y Técnica del municipio, a cargo de Mariano De Mattía, indicaron que «más de 200 casos serán sometidos a supervisión durante las próximas semanas».

Lo resuelto por el flamante intendente del Frente Progresista Cívico y Social, que puso fin a la hegemonía de años de gobiernos justicialistas, se suma a otras acciones que, como ya diera cuenta LaCapital, apuntan a un manejo «austero» de los dineros públicos en sintonía con la situación de crisis económica que atraviesa el país, y de la que no son ajenas varias administraciones municipales.

Tras congelar su sueldo y el del resto de su equipo de colaboradores como señal del perfil de gestión que arrancó el pasado 10 de diciembre, ahora avanza con el propósito de aceitar los engranajes para un mejor funcionamiento municipal.

«Desde un principio manifestamos que queremos un municipio ordenado y eficiente. Debemos poner en valor a los trabajadores que hacen bien su trabajo. Es hora de terminar con los privilegios de aquellos que cobraban sueldos sin trabajar y abusaban marcando horas extra que jamás cumplían», disparó Chiarella. Así, el mandatario fundamentó su decisión de poner punto final a vinculaciones laborales a causa de las anomalías advertidas por el municipio, aunque la ATM salió al cruce, prudentemente, solicitando explicaciones para analizar la legalidad de lo resuelto.

Del gremio

El secretario General de la entidad gremial, Juan Carlos Arigoni, pidió al Ejecutivo local «un listado de las personas desafectadas a fin de analizar si las cesantías dispuestas se ajustan al marco normativo vigente».

En ese contexto, destacó que «los trabajadores municipales tienen derechos y obligaciones», y aclaró que «esta entidad gremial ampara a aquellas personas que desempeñan sus labores con contracción al trabajo, característica que se observa en la gran mayoría de la familia municipal que a diario sale desde el alba a las calles a brindar un servicio a la comunidad, incluso en situaciones climáticas extremas como las de reciente suceso local», en alusión al temporal que azotó a Venado Tuerto.

Asimismo, destacó que «el conjunto de trabajadores municipales (de la ciudad) supera las 1.600 personas, cuyo desempeño no puede verse opacado por la eventual conducta refractaria de 33 personas». Y aseguró que «desde el comienzo de la actual gestión gremial, en 2017, esta entidad viene desarrollando una capacitación constante de nuestros afiliados, bajo el entendimiento de que sólo así se puede dignificar al trabajador municipal».

Ayer se conocieron más detalles de las cesantías que afectan a empleados de distintas áreas municipales y condiciones de contratación, según indicaron desde el gremio. En esa dirección el representante legal de la ATM, Ignacio Blanc Codina, especificó que del total de despedidos, sólo 11 pertenecían a planta permanente, mientras que dos estaban en condiciones de jubilarse y pasaron de activos a pasivos, a lo que se suman diez locaciones de servicios y la misma cantidad de planes de empleo temporario, cuyos vínculos se vencieron y el gobierno decidió no renovar.

En estos dos últimos casos la entidad sindical «no hace ningún comentario porque no tenemos legitimación activa para representarlos», aclaró el letrado al diario digital Venado24. Y confirmó que sí tomará intervención sobre los once afiliados cesanteados por ausencias injustificadas a fin de «establecer la legalidad de la medida adoptada, que evaluaremos y, en caso de ser adecuada, el gremio la va a acompañar», adelantó.

Decisión tomada

Chiarella, en tanto, resaltó que «es una decisión tomada desde el sentido común; nosotros en este primer mes de gobierno encontramos a partir de diferentes controles que 33 trabajadores cobraban un sueldo sin cumplir con sus obligaciones porque no venían a trabajar. Cumplimos con el procedimiento correspondiente y los dejamos cesantes para que no pertenezcan más a la planta de empleados».

Al ser consultado sobre las particularidades de las desvinculaciones, dijo que «hay diferentes casos, algunas personas nunca se presentaron a trabajar o no pudieron justificar inasistencias, y hay situaciones de 190 días de inasistencias injustificadas en el último año», aunque aclaró que no se difundirán los nombres «por una cuestión legal».

Sobre el pedido de información por parte de la ATM, Chiarella coincidió «plenamente en el sentido de que se deben defender a quienes realmente desempeñan su trabajo, los que dan lo mejor de sí para prestar los servicios. Estos 33 casos no deben opacar el trabajo de la mayoría de los empleados». Además, aseguró que no tomará más personal, al menos en estos primeros meses, en que el municipio se encuentra enmarcado en un plan de austeridad que «implica el control de gastos, insumos, combustibles, horas extra y adicionales».