Villa María| El municipio creó el Fondo de Emergencia Sanitaria COVID-19

El presidente del Concejo Deliberante en ejercicio del Ejecutivo, Pablo Rosso, dio a conocer la decisión, plasmada en el decreto 150 del Departamento Ejecutivo Municipal, de crear el Fondo de Emergencia Sanitaria COVID-19, que se conformará con la donación el 20% de los haberes de funcionarios de primera línea, concejales, tribunos de cuentas y auditora general.

Según señaló Rosso, a través de la herramienta Facebook Live, esta mañana se realizó una reunión en la que participaron secretarios, autoridades del Concejo Deliberante y los bloques que lo componen, y del Tribunal de Cuentas y Auditoría General, a los fines de consensuar la medida que empieza a regir desde marzo, hasta el próximo mes de junio. Todos valoraron la predisposición y el trabajo conjunto que todas las fuerzas políticas demostraron de manera voluntaria, que se materializó en un acta compromiso de adhesión al decreto municipal.

«Hemos requerido la apertura de una cuenta especial con afectación específica para que estos fondos sean utilizados exclusivamente para esta crisis, sea en lo social, en la salud o en la seguridad. Tenemos que cuidar a los que cuidan, proveer de elementos a los agentes de salud y seguridad», reflexionó.

En los considerandos del decreto, se informa que la creación del fondo viene a suplir gastos no contemplados en la elaboración del Presupuesto 2020, dado que cuando fue aprobado aún no se podía prever la actual situación generada por el coronavirus. Además, pone el acento en la importancia de que la ciudadanía vea acompañado su esfuerzo ante la situación de pandemia por parte de sus representantes en el Gobierno local.

En el encuentro participaron el jefe de Gabinete, Héctor Muñoz; el presidente del Concejo Deliberante, Carlos De Falco; el titular del Tribunal de Cuentas, Mauro Beltrami; y la auditora general, Alicia Peressutti. También estuvieron presentes las concejalas Verónica Vivó, presidenta del bloque de la mayoría, y Karina Bruno, titular del bloque minoritario.

Aislamiento obligatorio

Rosso también se refirió al cumplimiento de las medidas de aislamiento social preventivo y obligatorio, y señaló que el departamento General San Martín es el tercero en la provincia por la cantidad de 201 detenciones (180 en Villa María) realizadas a personas que no pudieron justificar adecuadamente su presencia en las calles.

«Les pido a todos que nos esforcemos en la parte que nos toca a cada uno. A ustedes les toca quedarse en sus casas; a nosotros, aumentar los controles», expresó, y remarcó que para cualquier tipo de consulta sanitaria o sobre el cumplimiento de la cuarentena, puede cursarse a través del 0800 888 7468, desde donde agentes municipales podrán orientar a los vecinos sobre como conducirse en cada situación.

Si bien Rosso anunció que, a partir de la emergencia sanitaria, los centros de Atención Primaria de la Salud permanecen abiertos los siete días de la semana, remarcó que la población debe llamar previamente al número gratuito. «Cualquier ciudadano con síntomas debe seguir comunicándose con el 0800-888-7468 que hemos creado especialmente. Desde ahí serán derivados y podrán ser atendidos también por una teleconsulta, hablando con uno de nuestros médicos, quienes aplicarán el protocolo correspondiente y determinarán la necesidad o no de enviar un equipo médico a domicilio», explicó, y agregó que este funcionamiento tiene como finalidad no saturar el Hospital Regional Pasteur, que es el centro de atención por coronavirus para los departamentos General San Martín, Unión, Tercero Arriba y Marcos Juárez, totalizando 80 localidades.

Por otra parte, Rosso también se refirió al trabajo conjunto con Villa Nueva, para avanzar en la armonización de los controles sobre el aislamiento social preventivo y obligatorio. En el mismo sentido, destacó que a través del Gobierno de Córdoba, la ciudad pudo aprovisionarse de barbijos, alcohol en gel y elementos de prevención frente al COVID-19. También valoró los controles de precios que se vienen realizando con AFIP y con la Oficina de Defensa del Consumidor.