Ancasti| La solidaridad para subsistir ante la pandemia

A raíz de las dificultades económicas que enfrenta gran parte de la población en este contexto de crisis acrecentado por la pandemia de coronavirus a nivel mundial, surgieron ollas populares en distintos puntos de la provincia, gracias a las cuales los más necesitados pueden disfrutar de una comida caliente.

Uno de estos casos se dio en la localidad de San Antonio, Fray Mamerto Esquiú. Los propietarios de un carro de comida rápida, ubicado sobre la ruta provincial N°41, con la colaboración de vecinos de la zona, decidieron emprender este gesto solidario para ayudar a aquellos que requieren de un plato de comida en estos tiempos dificiles por los que se atraviesa.

Lo que hace que este gesto sea particular es que este carro fue blanco de robos en siete oportunidades, en las que se llevaron todos los elementos indispensables para la elaboración de las comidas, aun asi no bajaron los brazos y esta familia sigue con el empredimiento y ahora suma esta actividad solidaria para ayudar a quienes más lo necesitan.