Barranqueras | Se reactivó el transporte fluvial desde el Centro de acopio y embarque

El gobernador Capitanich acompañó el embarque de 23.200 toneladas de soja que fueron enviadas a la ciudad santafesina de Timbúes en 18 barcazas, tras 21 meses de inactividad debido a la bajante del Paraná. El envío fue coordinado por la empresa Compañía Logística del Norte (Colono), con participación mayoritaria estatal.

Luego de 21 meses de bajante del río Paraná se reactivó el transporte fluvial desde el centro de acopio y embarque de Barranqueras. “Estamos restituyendo la operatividad, que es una logística importante para la producción y una fuente de generación de empleo”, dijo el gobernador Jorge Capitanich que este miércoles acompañó el embarque.

Unas 23.200 toneladas de soja -producción de la Unión Agrícola Avellaneda- distribuidas en 18 barcazas, con una tasa estimada de cuatro barcazas por día, comenzaron a partir rumbo al puerto Timbúes de Santa Fe tras la operación de la Compañía Logística del Norte SA (Colono). “Un gran logro por parte de todo el personal de la empresa y un paso importante en su consolidación como operador de transporte multimodal”, indicó el mandatario.

“Este embarque demuestra que pese a todas las dificultades del contexto, la empresa de participación estatal chaqueña, mantiene con orgullo a través del tiempo su plena capacidad operativa y comercial cada vez que los clientes lo demandan”, sostuvo Capitanich.

A pesar de la bajante del río, Colono nunca dejó de operar, trasladando sus servicios a la logística terrestre y a servicios complementarios, y manteniendo así una gestión operativa y comercial que permitió sustentarse durante estos casi dos largos años. Ahora se planifica otro operativo similar con maíz para el mes siguiente, una vez que se produzca la descarga de granos en destino.

El gobernador anticipó que el Ejecutivo pedirá que la titularidad del dominio de este inmueble se transfiera y forme parte del patrimonio del Estado provincial, “como corresponde legítimamente a la provincia del Chaco”, ya que interactuar con el sistema multimodal de cargas, integrando el sistema ferroviario y el fluvial con arrime incluido va a permitir una mejor optimización en la estructura de costos. Señaló que el objetivo es que el precio efectivo que reciba el productor tenga un plus diferencial por hacerlo con logística fluvial.

“Venimos pregonando eso desde hace mucho tiempo, costó avanzar, pero lo estamos logrando: para 2023 va a estar plenamente operativo el Puerto Las Palmas y el de Barranqueras con obras finalizadas. Pretendemos ser competitivos y para ello necesitamos superar problemas serios de operatividad tanto portuaria como de transporte fluvial, el problema de costo de arrime y la logística integrada”, reiteró Capitanich.

En la oportunidad estuvieron presentes además la intendenta de Barranqueras, Magda Ayala; el subsecretario de Transporte y Logística, Tomás Yazlle; la presidenta de Colono, María Lidia Cáceres; el gerente operativo, Juan Camarasa; y el administrador del puerto de Barraqueras Roberto Benítez.