Capilla del Monte| La drástica caída en la recaudación de tasas complicó a límites insospechados al municipio

La drástica caída en la recaudación de tasas propias y en los fondos de coparticipación provincial ha complicado a límites insospechados la situación financiera y económica de la Municipalidad de Capilla del Monte que ya estaba en emergencia económica desde el año pasado por múltiples deudas y bajos ingresos.
Con una serie de gráficos el intendente Fabricio Díaz explicó hoy que en todo el mes de marzo apenas se logró cobrar de tributos propios 1.222.899 pesos cuando el año pasado en el mismo período se había cobrado 5.605.263 pesos.
En abril la tendencia se agravó y por esta razón el municipio abrió una caja para intentar cobrar algo de los tributos locales, pero es ínfima la cantidad de contribuyentes que se presenta a pagar.
Además la coparticipación que llega del gobierno provincial- ayer se entregó la primera quincena de abril- experimentó una caída de 40% en relación la primera quincena de marzo y de 3% en la comparación interanual.
Hay que tener en cuenta que sólo en gasto salarial el municipio de Capilla del Monte debe abonar todos los meses 11,5 millones de pesos entre los funcionarios políticos que se rebajaron sus salarios, agentes de planta permanente, contratados, becados y monotributistas.