Casilda| La nueva gestión municipal enfrenta su primer paro

La falta de recursos a causa de la crítica situación económica y financiera que heredó de la administración anterior dificulta y condiciona el funcionamiento del actual gobierno municipal de Casilda, que hoy enfrentará su primer conflicto laboral al no poder hacer frente al pago de salarios en tiempo y forma.

La medida de fuerza dispuesta por los trabajadores a instancias de una asamblea consiste en un paro de actividades con asistencia a los lugares de trabajo y por tiempo indeterminado, algo que terminó por confirmar las versiones que comenzaron a circular ante la imposibilidad del municipio de reunir los casi 19 millones de pesos que necesita para cumplir con sus obligaciones salariales de diciembre.

La oferta de pago que planteó no fue suficiente para satisfacer las expectativas de los empleados municipales, que resolvieron arrancar la huelga desde la cero hora de la fecha hasta que surja, al menos, «una propuesta superadora».

Al menos así lo indicó ayer a LaCapital el secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales de Casilda y Comunas Adheridas, Walter Britos, tras indicar que «nos propusieron abonar un 50 por ciento de los salarios utilizando recursos propios y tomando un descubierto de 5 millones de pesos, lo que rechazamos de plano».