Ceres| La intendente dijo que la gente de otras localidades tiene miedo de ir a la ciudad

La ciudad de Ceres vive su peor momento tras el desenlace de los 14 casos confirmados de Coronavirus, la semana pasada, lo que hizo retroceder a la ciudad a la fase 1.

Debemos recordar que Ceres fue la primera ciudad de la Provincia que entró en cuarentena, hace casi 100 días, lo que empeora aún más la situación tanto sanitaria como económica de la ciudad.

La intendente de Ceres, Alejandra Dupuoy, dialogó con Diario CASTELLANOS sobre el retorno a la fase 1, la gran cantidad de personas que permanecen en aislamiento, los perjuicios económicos que está llevando esta situación y la desobediencia de algunos vecinos que no hacen otra cosa, más que complicar la situación.

«Fue bastante caótico el retroceso a la fase 1 donde recibimos muchos reclamos de la gente. Lamentablemente hasta el lunes teníamos 14 casos positivos de Coronavirus, y otras 63 personas en aislamiento. El domingo se hicieron 6 nuevos hisopados que estamos esperando los resultados, por ser contactos estrechos con casos positivos», explicó Dupouy.

Sobre la normativa que entró en vigencia desde las 0 horas del sábado, la intendente explicó: «La vuelta a la fase 1 es por no poder determinar en nexo epidemiológico que se dio en estos tres grupos de personas infectados, en diferentes días. El Ministerio de Salud entiende que hay transmisión comunitaria y por ese motivo la idea es reducir la circulación de personas en la ciudad».

«Es por ello que debimos achicar nuevamente los horarios para los comercios esenciales. Por suerte estamos teniendo mayor acompañamiento policial, porque de lo contrario hubiera sido imposible poder retrotraer las medidas preventivas. A veces la gente se hace reacia a respetar las pautas establecidas, y esto genera inconvenientes», destacó.

Y agregó: «El viernes a la tarde la Provincia envío la resolución que es clara y rige desde la hora 0 del sábado. Nosotros ya habíamos pasado por esta situación hace aproximadamente 100 días; y volver es muy difícil. La gente tiene que entender que el uso del barbijo, el distanciamiento social, el tema de quedarse en su casa, va a ser la única solución».

«El ciudadano a veces no es responsable y no toma dimensión de la enfermedad. Acá hubo muchos contagios por no usar el barbijo, porque la gente se había relajado, habían empezado a compartir el mate. A tal punto que tuvimos sólo un día de fase 5, donde habíamos permitido la apertura de bares y comedores -con un 50 por ciento de su capacidad-, pero lamentablemente duró muy pocas horas, porque tuvimos que volver rápidamente una fase para atrás cuando se dio el primer caso sospechoso, hace 15 días», explicó Dupouy.

Sobre la situación sanitaria actual la dirigente ceresina manifestó: «Hoy (lunes) volvieron a hisopar a las personas de ese primer grupo infectado para ver la capa viral que tienen. Además, hay 26 personas que estuvieron en aislamiento, sin síntomas, que en caso de ser negativos, van a salir de esa situación aunque deberán hacer la cuarentena».

Consultada sobre el vínculo de Ceres con Rafaela, Dupouy afirmó: «Cuando nos comunicamos con el Hospital de Rafaela nos dijeron que solamente estaban recibiendo casos de extrema gravedad, y no están recibiendo gente de Ceres desde hace 15 días».

«Por su parte, con el tema de los viajantes que vienen de Rafaela, mucha gente estaba armando una especie de puerto seco a la vera de la Ruta 34, donde descargan las mercaderías y los comerciantes van en busca de ella; aunque sabemos que eso no es la solución», remarcó.

«La gente que viene de Rafaela y otros lugares tiene miedo de entrar a la ciudad. No sabemos dónde está el nexo ni si hay circulación comunitaria, porque muchas veces la gente no dice toda la verdad. Es muy difícil reconstruir el historial de cada persona infectada», destacó.

Refiriéndose a cómo se trabajará de ahora en más, Dupouy explicó: «En lo que se refiere a la parte sanitaria, nosotros tenemos contacto directo y casi diario con el subsecretario de Salud, Dr. Guillermo Rajmil. Él está a cargo de los Centros de Aislamiento y de todo lo que esté vinculado al Coronavirus. También recibimos el apoyo permanente del senador departamental, Felipe Michlig».

Para finalizar Dupouy manifestó: «Lo que nos genera mucha preocupación es la gran cantidad de contrapropistas y gente que no va a poder trabajar este tiempo. Queremos poder contar con alguna ayuda alimentaria. Las medidas son, en principio, por 14 días, y vamos a ir evaluando durante esta semana cómo se va desarrollando el tema contagios porque el sector comercial atraviesa serios perjuicios económicos, que hacen que no sepamos por cuánto tiempo vamos a poder sostener estas medidas».