Chabás| La comuna logró bajar los volúmenes de basura apostando al reciclaje

Un constante y sostenido trabajo de concientización en defensa del medio ambiente, que tuvo como principales aliados a alumnos de escuelas locales, posibilitó a la comuna de Chabás avanzar en su propósito de disminuir los volúmenes de basura.

 A casi tres años de la puesta en marcha de un programa que apunta a instalar el hábito de la separación de residuos en origen, ya se llevan recolectados más de 181 mil kilos de materiales reutilizables entre plástico, vidrio y papel que los vecinos sacan una vez por semana o depositan en recipientes establecidos para tal fin.

Una vez recogidos son trasladados a una planta de almacenamiento ubicada sobre la ruta 33 en el ingreso a la localidad, donde se clasifican para su posterior comercialización y reciclaje.

 La iniciativa no solo generó interés en la comunidad sino que fue creciendo al punto que en la actualidad la mayoría de los hogares se adaptaron y garantizan el funcionamiento del sistema que se busca perfeccionar con el paso del tiempo. En tal sentido está previsto realizar este año una encuesta para consultar a la población al respecto a fin de definir acciones superadoras. “Aunque lo que venimos haciendo desde 2017 es bastante artesanal, los resultados logrados son notables y estamos muy conformes”, dijo a La Capital la secretaria de Promoción Social y Trabajo, Belén Daró.

 La funcionaria destacó el involucramiento de la sociedad chabasense y, en ese marco, ponderó el aporte que realizan los estudiantes de establecimientos locales de niveles primario y secundario, quienes son “los verdaderos motores, difusores y multiplicadores del proyecto”, indicó.

Chicos, adolescentes y jóvenes son capacitados constantemente para volcar a la comunidad la información que reciben, lo que resulta clave para estimular el compromiso social hacia el objetivo que se persigue. Y similar actitud están demostrando con una iniciativa complementaria que también despertó aceptación y acompañamiento entre los chabasenses.

Ecoladrillos

Se trata de la elaboración de ecoladrillos, lo que significa una excelente opción para reutilizar embases plásticos llenándolos de papeles u otros residuos secos y limpios para ser destinados a distintos tipos de construcciones. Con esa materia prima ya se realizaron mobiliarios urbanos en la zona del predio ferroviario, donde además se está haciendo otra construcción en un espacio destinado a las mujeres.

“La idea surgió por inquietud de una alumna al preguntar en un taller de capacitación qué podíamos hacer con los envoltorios de golosinas que no son reciclables, y así fue como empezamos con los ecoladrillos”, recordó Daró.

Los residuos destinados al reciclaje son recogidos todos los miércoles por la tarde con un vehículo comunal, por lo que los vecinos deben sacarlos ese día o bien depositarlos, excepto el cartón y los papeles, en los puestos verdes ubicados en zonas estratégicas de la localidad.

Son unos 40 recipientes realizados con tambores de aceite en desuso de 200 litros que fueron identificados con los colores azul, destinado a los vidrios, y amarillo, para los plásticos.

“En la etapa de instrumentación del proyecto recibimos un gran espaldarazo de la Escuela Técnica, cuyos estudiantes realizaron las primeras tareas de sensibilización casa por casa, lo que tuvo buena repercusión”, explicó Daró. Y en esa misma línea subrayó la importancia de sostener la capacitación que se hace en todas las escuelas ya que “los chicos juegan un papel fundamental en este esquema de separación en origen que, sin acompañamiento de los vecinos, fracasaría”, evaluó.

A lo ya encarado se suma que Chabás también busca darle un corte definitivo al basural a cielo abierto que proyecta cerrar definitivamente una vez terminadas las obras de infraestructura que restan desarrollar en la planta de tratamiento de residuos sólido urbanos establecida en Casilda y donde también llevan sus desechos otras localidades que forman parte de un consorcio.

“El principal inconveniente es que aún no fue pavimentado el camino de acceso al predio, razón por la cual estamos gestionando recursos para llevar adelante esa y otras obras que beneficiarán a Casilda y las demás poblaciones que integramos el proyecto”, dijo el jefe comunal de Chabás, Lucas Lesgart. En ese sentido explicó que “cuando eso suceda, vamos a poder cerrar el basural de Chabás y avanzar hacia el cumplimiento de la ley provincial de basura cero”-

El mandatario local recalcó que “el tema medioambiental es prioritario desde que asumimos la comuna en 2015 y nos pusimos a trabajar en esa dirección para intentar mejorar como, de apoco, lo estamos logrando”.

Asimismo, sostuvo que “seguramente aún falta mucho, pero lo importante es que está la decisión de seguir transitando por este camino tendiente a mejorar la calidad de vida de los vecinos”. Y en esa línea recordó que Chabás viene trabajando en el desarrrollo de prácticas agroecológicas, lo que se tradujo, entre otras acciones, en la afectación de zonas rurales para la producción de trigo libre de agrotóxicos destinada a la elaboración de harina saludable.

El perfil encarado por la comuna, además está siendo apuntalado con un relevamiento de la situación medioambiental del pueblo que, tal como dio cuenta oportunamente este diario, sus primeros muestreos permitieron detectar la presencia de plaguicidas en suelo, agua y tierra con niveles similares a los de otras localidades agrarias del país.

Lesgart, aseguró que la cuestión del medio ambiente “es fundamental para nuestro gobierno y yo mismo quise asumir la responsabilidad de estar al frente de esa área para que no haya ningún filtro a la hora de atender y responder a distintas problemáticas planteadas por los vecinos, a fin de seguir avanzando en este proceso que tiene por delante muchas cosas por corregir y cambiar para lograr el objetivo buscado que, sabemos, es imposible concretarlo de un día para otro”.