Chaco: Gerardo Cipolini analiza ser candidato a gobernador

El actual diputado nacional por Chaco puso sobre la mesa su posible candidatura para ocupar el sillón de Obligado. Un aspirante más a la carrera radical.
Gerardo Cipolini, referente de la UCR provincial, confirmó este martes que es un potable candidato a gobernador en el 2023 y marcó que “podemos hacer en Chaco lo que hicimos en Sáenz Peña”.
La referencia a la ciudad termal es por su pasado como intendente de la segunda localidad más importante de la provincia, donde estuvo al frente del Ejecutivo municipal durante 12 años para luego dejarle el lugar a su hijo Bruno. En ese sentido, rescata que “fui el primer intendente de la ciudad con tres mandatos consecutivos. En cada una de las elecciones me votó mayor cantidad de vecinos, con lo cual de alguna manera sentí que avalaban mi gestión”.
“Esa experiencia que me ha dado ser intendente gobernando la segunda ciudad de Chaco podría ser una herramienta que replicando en la provincia lo hecho en Sáenz Peña podría considerárseme un eventual y posible candidato a gobernador”.
El actual legislador nacional aclaró que “no lancé mi candidatura, simplemente dije que los intendentes que administramos los bienes públicos adquirimos experiencia” e insistió en que las “conductas y experiencias” sumadas como jefe comunal “nos habilitan para imaginarnos en algún nivel más elevado”.
De igual manera, no descarta una posible candidatura a gobernador el año que viene. “Estoy al servicio de la gente, pienso que soy una persona que podría ser útil para la construcción de un Chaco distinto, de un Chaco mejor”.
“La experiencia y las medidas que aplicamos en Sáenz Peña en todos los órdenes, en obra pública, en asistencia social, en el orden cultural, en materia ambiental, fueron todas acciones que nos distinguieron en el concierto provincial y regional”, planteó el ex intendente termal y resaltó que “son todas acciones que fueron avaladas por la ciudadanía a través de esas tres elecciones que en cada uno de los actos eleccionarios me votó más gente”.
Afirmó entonces que “tenemos diversas acciones que han sido muy exitosas y que la escala no nos impediría replicarlas a nivel provincial”.
“SOY RADICAL, CON SUS PRINCIPIOS ÉTICOS Y MORALES”
Gerardo Cipolini fue hasta el 2021 uno de los principales referentes de la línea interna de la UCR Somos Parte, el cual compartía con otros dirigentes como Alicia Azula y Roy Nikisch. Hoy en día el saenzpeñense dice que “hay un ambiente un poco indefinido respecto a nuestras pertenencias” y asegura que “en el interior se está generando un movimiento político juvenil muy importante que lo estoy observando con detenimiento”.
Al ser consultado sobre si se refería al movimiento interno Evolución –liderado a nivel provincial por Bruno Cipolini y a nivel nacional por Martín Lousteau-, respondió que “no” y planteó que “podría decir que estoy un poco arriba de todo, no por una cuestión acomodaticia sino por una cuestión de convicción”.
En se sentido hizo referencia al quiebre radical en la Cámara de Diputados de la Nación, donde justamente un grupo de legisladores de Evolución rompieron el bloque de la UCR por no estar de acuerdo con que Mario Negri sea el jefe del bloque, aunque Cipolini se mantuvo bajo la dirección de Negri. “En la Cámara de Diputados pertenezco al bloque del diputado Negri porque respeto su trayectoria y su capacidad como dirigente y conductor de tormentas”, afirmó.
“Soy radical, de la Unión Cívica Radical con sus principios éticos y morales y en este momento estoy recorriendo el Chaco cumpliendo una promesa electoral que era recorrerlo para escuchar las necesidades”, lanzó con intenciones de aclarar su postura.
Lo que sí tiene claro es que dentro del radicalismo chaqueño está en la vereda de enfrente de los espacios Convergencia Social y Sumar, conducidos por Ángel Rozas y Leandro Zdero. Ante la pregunta, respondió contundente: “No se me debe considerar en cercanías a ellos, estoy totalmente en las antípodas”.
Y se explayó: “Estoy convencido que el radicalismo tiene que actuar con inteligencia, tiene que actuar con generosidad, tiene que actuar pensando que la coyuntura tanto a nivel provincial como a nivel nacional se presenta favorable a quiénes logremos transmitirle a la sociedad un mensaje con esperanzas, con bases ciertas, en base a un programa de gobierno y acciones que permita revertir esta tristeza que estamos transitando”.
“Hay que revertirlo con un programa de gobierno creíble, aplicable, avisándole a la ciudadanía que del pozo donde estamos no va a ser fácil salir, quien crea que vamos a salir con un chasquido de dedos eso no va a ocurrir porque este gobierno lamentablemente ha sido un desgobierno”, añadió y analizó que “el escenario es complejo pero con un buen programa y un acuerdo que implique sumar a todos los que piensan lo mismo, estoy imaginando superar límites y barreras partidarias para llegar a un buen acuerdo que nos permita aplicar las políticas que se van a tener que aplicar para enderezar esta situación y que muchas de ellas van a ser dolorosas”.