Conocé los requisitos para el uso de embarcaciones

Toda embarcación propulsada a motor, deberá contar de forma obligatoria con: un salvavidas por persona embarcada, un remo bichero, un cabo de 20 metros con su correspondiente ancla, un balde de achique, un matafuego de 1 kg de CO2, un silbato, una bengala, un salvavidas de rescate redondo con cabo suficientemente extenso para maniobras de salvataje y luces reglamentarias.

Además, las embarcaciones a remo deberán llevar un salvavidas por persona embarcada, un silbato, un cabo o cadena de veinte metros con su correspondiente ancla. Se aconseja además llevar un remo bichero y un balde de achique.

En el caso de los veleros, sus navegantes deberán llevar todos los elementos que se le requieren a las demás embarcaciones, además de contar con tres salvavidas cuando su eslora no pase de los cinco metros y cinco salvavidas cuando su eslora supere los cinco metros.

Se hará uso del silbato solo en casos de emergencia con toques largos y continuos (pedido de auxilio). Toda embarcación que oyera un pedido de auxilio, tiene la ineludible obligación de concurrir rápidamente hacia el lugar de donde proviniera la solicitud de ayuda y actuar con las medidas de seguridad y prudencia que requiera el caso. Por otra parte, será sancionado aquel que hiciera sonar el silbato sin tener una real necesidad de auxilio o ayuda.

El primer paso que exige San Luis Agua como requisito para navegar es que la embarcación sea matriculada. El interesado debe efectuar esta gestión en la oficina central de San Luis Agua ubicada en Terrazas del Portezuelo o en sus delegaciones publicadas en nuestra web.