Creciente adquisición de paneles solares en viviendas

Los paneles solares proponen una alternativa a la energía eléctrica, con una fuente renovable, limpia y que puede amortizar su alto costo de inversión en pocos años. En San Juan, algunos vecinos y empresas de departamentos alejados ya instalaron sus paneles como forma de asegurar el permanente suministro y no pagar abultadas boletas de electricidad por el aumento del consumo.

El kit familiar abastece al consumo de una heladera; un congelador; todo el sistema de iluminación; un aire acondicionado; un lavarropas; ventiladores de techo; plancha; termotanque y horno eléctrico, con la posibilidad de variarlos según el consumo. Lo que no incluye es pava eléctrica, microondas y caloventores debido al alto consumo de estos artefactos eléctricos para lo cual se necesitaría un kit mayor.

Si bien la inversión parece elevada en una primera lectura, proporciona entre un 80% y un 90% de ahorro en picos de consumos más elevados. Aproximadamente 2 años demoraría en amortizarse la inversión inicial, teniendo como referencia un pago de energía eléctrica mensual de $5000.

A diferencia de los paneles solares comunes, estos kits están preparados para abastecer de forma íntegra una vivienda, las 24 horas, independientemente del sol. Esto es porque las baterías funcionan como un banco de reserva de la energía que se carga durante el día en el inversor, y abastece durante la noche.

Hasta el momento, viviendas y empresas de Barreal, Calingasta, Media Agua, El Encón, Valle Fértil y hasta una institución educativa del Gran San Juan, en búsqueda de ahorrar dinero o de proporcionar el suministro de forma regular a zonas alejadas.