Desarrollo Social puso en marcha el programa Abrigar 2020

El Ministerio de Desarrollo Social puso en marcha una nueva edición del programa Abrigar, en un acto que se realizó en el dispositivo CERCA, que funciona en la comisaría Primera, San Martín 224.

Abrigar es un programa de protección social, que funciona durante la temporada invernal y fue diseñado para afrontar la situación de calle de personas vulnerables y está conformado por paradores para quienes deseen permanecer a resguardo y a quienes no, se les proporciona abrigo y alimentos. Quienes detecten casos, pueden comunicarse a las líneas 102, 103 y 911.

El encuentro estuvo encabezado por el ministro de Desarrollo Social, Gabriel Yedlin que señaló que “a pedido del gobernador Juan Manzur, lanzamos el cuarto año de este programa, para reforzar el trabajo que se hace durante todo el año con la gente en situación de calle”.

Añadió que “cuando llega el invierno, la vulnerabilidad de la gente que está en calle nos hace reforzar  el trabajo” en referencia a la articulación del Ministerio con la Policía de Tucumán, el ministerio de Salud, Defensa Civil, paradores nocturnos que funcionan en clubes, cooperativas y la Municipalidad de San Miguel de Tucumán, que tiene un espacio para mujeres bajo las gradas del autódromo.

Yedlin manifestó que “con la pandemia, tuvimos que trabajar de una manera distinta y al principio tuvimos que transformar albergues en refugios”. En ese sentido, aclaró que “los albergues funcionan de noche, donde la gente, se baña, duerme, desayuna y se va pero se habían transformado en refugio porque no se podía estar en calle por la cuarentena”.

“Ahora que en Tucumán estamos en esta etapa de distanciamiento social retorna, la necesidad de trabajar con gente que está  en calle, que si bien no es un delito, claramente no es lo más seguro”, concluyó.

Del encuentro también participaron la secretaria de Niñez, Adolescencia y Familia, Lorena Málaga; la directora del área, Mariana Cirelli; el director de Defensa Civil, Fernando Torres; el concejal Ernesto Nagle y el director general de Prevención Ciudadana, comisario mayor Sergio Sobrecasas, entre otros funcionarios.

Málaga, a su turno, indicó que el programa Abrigar tiene como “acercar a las personas en situación de calle a la casa de algún familiar y a otras se las invita a los albergues que tienen camas disponibles para este tipo de situaciones y hay gente que decide quedarse en situación de calle y eso no constituye un delito”. Aclaró que “a estas personas se les ofrece bebidas calientes, alimentos, calzados y medias”.

Por su parte, Torres señaló que “somos una parte dentro de este programa y a través del 103 estamos las 24 horas y recibimos llamados de vecinos que se sensibilizan con la gente que está en calle y derivamos a los distintos albergues que están abiertos. Es la primera atención que requiere la gente que necesita el cuidado”.

A su turno, Sobrecasas destacó que “el programa Abrigar cumple un amplio espectro que incluye a Personal Policial, en este caso del 911, que colabora en todas las actividades que tiene este programa para acompañar a personas en las horas de la nocturnidad y que necesiten la presencia en algunas situaciones que amerite que el personal esté con ellos”.

Finalmente, Nagle señaló que “participamos porque tenemos el albergue en San Cayetano, que empezó a contener a la gente en situación de calle desde el comienzo del aislamiento  y a través del Abrigar, contamos con camas que ponemos a disposición del Ministerio”.

“Hay una tarea de contención llevada a cabo por dirigentes políticos que hace que la gente esté cuidada y una articulación muy importante trabajando por la comunidad”, concluyó el edil.