Doce municipios se sumaron al programa ALU de reciclado de aceites y lubricantes

Grupo Quimiguay, empresa líder en la gestión de residuos industriales, lanzó el Programa ALU que tiene como objetivo recolectar, recuperar y reciclar los aceites minerales y lubricantes usados desechados por municipios y organismos públicos. La iniciativa ya se está implementando en 12 municipios y dos organismos públicos de Entre Ríos y busca ampliar su alcance a toda la provincia.

El mal manejo de aceites minerales usados genera grandes riesgos, afecta al suelo, aire y agua, y trae un peligro para la salud de la población. En el caso de los lubricantes, el derrame de un solo litro puede llegar a contaminar un millón de litros de agua. Por eso, el programa ALU es una herramienta eficiente e innovadora para abordar este problema.

Garantiza un correcto manejo de esos residuos, evita que terminen en pozos ciegos, napas, arroyos, ríos o basurales; esos residuos son reutilizados y convertidos en combustibles industriales y bases lubricantes; y los generadores -,  en este caso, el Estado-pueden dar una respuesta sin que represente un costo extra. Además, Grupo Quimiguay distribuye entre los municipios adheridos al programa plantines de árboles autóctonos para colaborar con la creación de nuevos espacios verdes.

La iniciativa ya se está implementado en 12 municipios de Entre Ríos (Gualeguaychú, Pronunciamiento, Villa Elisa, Santa Anita, Basavilbaso, Urdinarrain y Hasenkamp, Herrera, General Galarza, Victoria y Tabossi). También adhirieron El Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria Estación Experimental Paraná y la dependencia provincial de Vialidad Nacional.

“Nos pone muy felices la recepción que tuvo el programa en los municipios. Está creciendo a un paso acelerado, lo cual nos llena de satisfacción. Es un desafío que aceptamos porque creemos en los beneficios que resultan de la articulación público- privada de este programa y en las posibilidades que brinda a los municipios. Es una forma de poner nuestro esfuerzo y nuestros recursos para evitar que los residuos terminen en lugares incorrectos y volver a reinsertarlo en el mercado”, sostuvo Pablo Vicino, gerente general de la empresa.

Cómo se implementa

Mediante un simple procedimiento, los residuos peligrosos son retirados por la flota propia de camiones con los cuales cuenta el Grupo Quimiguay.

Los retiros se programan cada 30 días y forman parte de una hoja de ruta acordada con los generadores, que además reciben información sobre cómo manejarlos de manera correcta.

La recolección se realiza mediante camiones tanques cisternas equipados con bombas para retirar los ALU de cada sitio de generación, dependencia o oficina pública. Una vez que el residuo recolectado llega a la planta de Quimiguay comienza  el proceso de recuperación.

Cómo es el proceso de recuperación

Tras el ingreso a cualquiera de las cuatro plantas de tratamiento, Grupo Quimiguay cuenta con el equipo técnico y la tecnología necesaria para reutilizar esos residuos y convertirlos en combustible industrial o bases lubricantes.

A través del proceso de destilación, los millones de litros de aceites y lubricantes potencialmente contaminantes son recuperados ofreciendo un enorme valor agregado. Así, los productos son reincorporados en la industria y se promueve la reutilización de un recurso no renovable.

Para mayor información sobre el programa, escribir a alu@quimiguay.com.ar