El Centro de Monitoreo Urbano de Chacarita es el más grande de América Latina

El Centro de Monitoreo Urbano (CMU) de Chacarita, considerado el más grande de América Latina, controla 7.329 cámaras en calles y subtes que permite prevenir delitos e intervenir de una forma más rápida por parte de las fuerzas policiales, además de contar con un Sistema de Reconocimiento Facial que permite identificar delincuentes prófugos.

En él trabaja personal policial y civil con amplia experiencia en el monitoreo de video-vigilancia, los cuales van a apoyar las investigaciones policiales y colaborar con los pedidos judiciales de forma más ágil y precisa.

Este CMU forma parte de un Plan Integral de Seguridad que incluye sacar más policías a la calle y busca la incorporación de más tecnología. En cuatro años, se pasó de tener 2000 cámaras a tener más de 7000.

Con la ayuda de las cámaras de video-vigilancia se ha puesto a disposición de la Justicia a ladrones, violadores, asesinos y narcotraficantes, además de que se ha reducido en un 50% el robo de automóviles en la Ciudad.

A su vez, para aportar mayor seguridad de los vecinos, se colocarán 4.000 cámaras en los colectivos, de esta manera, los vecinos estarán más protegidos, seguros y tendrán a quién acudir si lo necesitan.

Con un 89% los secuestros en la Ciudad, los centros de monitoreo han demostrado que son importantes para bajar el delito y prevenir, además de que se logró insertar 18.000 policías en la calle, contra los 6000 que había antiguamente.

Las cámaras de videovigilancia funcionan con un Sistema de Reconocimiento Facial, una tecnología implementada para identificar los rostros de los delincuentes prófugos de la Justicia en menos de medio segundo. Esto es posible gracias a una base de datos otorgada por Consulta Nacional de Rebeldías y Capturas (Co.Na.R.C), que dispone de imágenes de los delincuentes.

Este sistema genera alertas de coincidencias únicamente con personas incluidas en la base de datos. Cada vez que se detectan, los operadores de los centros de monitoreo avisan a los agentes más cercanos para que intervengan, donde se ha logrado identificar a 724 prófugos, que fueron puestos a disposición de la Justicia.

Este Centro de Monitoreo Urbano se encuentra en la intersección de las avenidas Jorge Newbery y Guzmán, al lado del Centro Único de Coordinación y Control (CUCC), y cuenta con una superficie total de 1.575 metros cuadrados. Funciona las 24 horas, los 365 días del año.

Este edificio genera 191 puestos de trabajo, entre las áreas de Registro de Imágenes, Gestión de Calidad, Judiciales, y la Sala de Monitoreo, donde trabajan tanto personal policial como civiles con experiencia en monitoreo de video-vigilancia.

Cuenta con un videowall central con 48 pantallas de 55 pulgadas, puestos de operación equipados con un monitor curvo de 49 pulgadas, computadoras de última generación con capacidad para procesar imágenes a altísima calidad y visualizar en 4K.

En cuanto a las cámaras, cuentan con resolución 4K y están instaladas en puntos de captura, cada uno conformado por cuatro cámaras fijas y un domo de vista panorámica. Pueden visualizar escenas con muy poca luz y condiciones climáticas adversas. Poseen autofoco y su configuración permite una visualización de 360 grados desde el punto de instalación. Los nuevos domos tienen un zoom óptico de 30X y alta velocidad de movimiento.