El fuego ya devoró 28.000 hectáreas

El gobierno rionegrino admitió que en lo que va de diciembre, bomberos e integrantes del Servicio Provincial de Lucha contra Incendios Forestales (Splif)trabajaron duramente para combatir más de 50 focos de incendio de vegetación en la zona noreste de la provincia. Afectaron una superficie de unas 28.000 hectáreas.

A raíz de las altas temperaturas y la extensa sequía, el índice meteorológico de peligro en la zona de montes se ubica en niveles Muy Alto y Extremo, se indicó.

Por este motivo se incrementaron las acciones preventivas tales como recorridas terrestres y vuelos realizados por el avión observador perteneciente a la Dirección de Aeronáutica provincial.

En tanto que en la región Andina, el índice de combustible disponible se encuentra próximo a los valores promedio. Las lluvias registradas en diciembre achicaron el nivel de peligro durante algunos días. Se registraron 19 siniestros con una superficie afectada inferior a las dos hectáreas.

En toda la jurisdicción del Splif se encuentran prohibidas las quemas de residuos vegetales, recomendando a la población extremar las precauciones en el uso del fuego, únicamente en los lugares habilitados.

Como el índice de riesgo se encuentra latente, las autoridades diagramaron un plan de acción para tomar precauciones, tanto en los montes y pastizales como en los bosques andinos.

El protocolo de actuación autoriza a los responsables del operativo, el decomiso u ocupación temporal de los bienes y/o elementos necesarios para la extinción del incendio; el ingreso a terrenos de propiedad privada; el corte de alambrados, cercos, portones, tranqueras u otras vías de acceso en terrenos de propiedad privada; en casos de emergencia.

Este plan obedece a que se producirán menos precipitaciones, y temperaturas por encima de las normales, de acuerdo al pronóstico que evalúa la Dirección Provincial de Defensa Civil, a cargo de Adrián Iribarren.

El plan nacional de Manejo del Fuego puso a disposición de Río Negro y Neuquén tres aviones hidrantes y cuatro helicópteros. Luego de una gestión del Ministerio de Seguridad, la zona centro-este de la Provincia contará con un camión contraincendios Urovesa con doble cabina, tracción cuatro por cuatro, con 4.500 litros de capacidad de carga para agua y espuma. Vialidad provincial alistó dos motoniveladoras.