El Gobierno pone en marcha el Plan Forestal “Más árboles, más vida”

Con el objetivo de preservar el entorno natural provincial y embellecer cada ruta y camino del territorio sanluiseño, este lunes el Ejecutivo provincial comienza con las tareas de plantación en la localidad de La Toma. Los trabajadores del Plan de Inclusión realizan la forestación.

Con el compromiso de continuar fortaleciendo el vínculo entre la naturaleza y los puntanos, el Gobierno de San Luis pone en marcha el Plan Forestal 2020 “Más árboles, más vida”. El comienzo de esta iniciativa será este lunes y tendrá como sede La Toma, buscando unir los pueblos de la provincia a través de la forestación en las diferentes rutas y caminos.

La propuesta tiene como objetivo darle continuidad a la fuerte política provincial en lo que refiere al cuidado del entorno natural puntano, a la plantación de árboles y al embellecimiento del territorio sanluiseño.

El proyecto forestal se realizará estratégicamente en diferentes etapas, teniendo como punto inicial y de partida en la localidad de La Toma, desde allí se trazan los recorridos de forestación hacia los distintos puntos cardinales.

El primero consta de 1.600 ejemplares, de la especie plátano, que transitará el recorrido de la Ruta Provincial N° 55, con un total de ocho kilómetros. El segundo llegará hasta la localidad de Juan Llerena, con 10.000 árboles de las especies aguaribay, cenerea, y fresnos.

En su tercer tramo, los árboles llegaran desde La Toma hasta el paraje Los Membrillos, con una forestación de 4.000 árboles, entre ellos acacias visco, algarrobos, espinillos, y pino alepo.

La política ambiental en su cuarto tramo tendrá como destino Naschel. En ese recorrido se plantarán un total de 6.000 árboles, de las especies: aguaribay, caldén, algarrobo, moras, y pino alepo, alcanzando los 28 km de forestación.

La ruta a Paso Grande también se llenará de verde con un total de 4.000 árboles, de las especies acacia visco, aguaribay, fresnos, pino alepo. Este tramo reúne un total de 20 kilómetros.

La quinta y última etapa parte desde La Toma hasta llegar a Saladillo, con 6.000 árboles de las especies acacia visco, aguaribay, moras, y pino alepo.

Cabe destacar que en el contexto del distanciamiento social, preventivo y obligatorio, el personal realizará todas las tareas cumpliendo con los protocolos sanitarios correspondientes.