El INYM hará un relevamiento con el objetivo de mejorar oferta y demanda

Representantes de la producción,  la industria y demás sectores de la actividad yerbatera que integran el directorio del Instituto Nacional de la Yerba Mate, acordaron realizar un relevamiento de plantaciones de yerba mate y el potencial de provisión de hoja verde en toda la cuenca productora de Misiones y Corrientes.

La decisión de llevar adelante este trabajo surgió del acuerdo de todos los sectores que participamos de la actividad, de todo el Directorio del INYM”, destacó Jonas Petterson, uno de los tres directores titulares que representan a los productores en el INYM.

Este tipo de acciones forman parte de las funciones propias del INYM, consignadas en la Ley 25.564 que rige su funcionamiento. En este caso, se trata de uno de los incisos del artículo 4° en el cual se determina que el organismo podrá realizar los estudios que considere necesarios para implementar medidas que faciliten el equilibrio de la oferta con la demanda.

«Lo que nosostros queremos es saber bien en que punto estamos parados, para saber que caminos tenemos que tomar. Como todos saben, la yerba en los últimos años hemos tenido altibajos y nosotros queremos desde el INYM buscar la forma para que esto no se produzca tan bruscamente, y la única manera es hacer un estudio más serio del mercado, de la demanda y de la oferta que hay de hoja verde» indicó Jonás.

Por ahora no se definió como se va a hacer ese estudio, ni cuando comenzará, por eso en los próximos días deberá haber reuniones con el equipo técnico del instituto,  para analizar cual es la manera mas eficiente.

El represente del sector explicó a Radio Libertad que la producción de yerba puede variar de un año a otro por cuestiones climáticas o porque se fertilizó el yerbal. «Lo que necesitamos saber es cuantas plantaciones nuevas está habiendo, y cuanta yerba se planta ahora, para conocer a futuro cuanto puede aumentar la producción, y saber cual es la demanda que hay, todo con el objetivo de sostener el equilibrio. De lo contrario vamos a producir grandes cantidades de hoja verde y si se achica la demanda, vamos a volver a los problemas de años anteriores».

Petterson contó que en este momento el precio que se paga está varios pesos por encima del valor acordado, y eso es porque hoy está faltando hoja verde en la provincia. «Sabiendo como estamos podremos tomar medidas preventivas a futuro, porque si bien nosotros no vamos a prohibir a nadie plantar yerba, si se puede limitar las plantaciones de nuevos yerbales» explicó.