El IPV ejecuta un nuevo nexo de agua en las viviendas de Pereyra Rozas

El Instituto Provincial de Vivienda (IPV) trabaja en un nuevo nexo de empalme en la zona norte de la ciudad, donde construye 295 viviendas pertenecientes al barrio Pereyra Rozas. Las unidades fueron sorteadas en agosto pasado y se estima que la finalización de obra será a mediados de marzo.

Es modalidad del organismo provincial entregar las viviendas con los servicios básicos en funcionamiento. En esa línea y para que los futuros adjudicatarios no tengan inconvenientes, el organismo ejecuta un nexo que servirá para empalmar dos pozos y garantizar la provisión de agua en las tres etapas de viviendas a entregar.

El IPV y Aguas del Norte realizaron los ensayos correspondientes semanas atrás, notándose una depresión de las napas de agua en los acuíferos de la zona. Las napas son capas de agua subterránea ubicadas a diferentes alturas en el perfil del subsuelo, razón por la que se realizaron nuevos estudios para determinar los niveles existentes de napas y poder ubicar de manera correcta el equipamiento para su bombeo.

Luego de que Aguas del Norte determinará los niveles estáticos y dinámicos del agua, el IPV pudo iniciar la obra de nexo que vinculará el pozo existente en Pereyra Rozas con el del barrio Chachapoyas. También se prevé la adecuación de sistemas de bombeo en cada uno de ellos.

La excavación ya llegó a la avenida Constitución, donde se realizó la colocación del caño de PVC, mientras se instala una malla de protección identificatoria para evitar rotura de dicho caño. Los trabajos continúan según plan establecido.

Desde el organismo se estima que a mediados de marzo concluirán los trabajos para la posterior entrega de viviendas.