Entre Ríos | Se crea por primera vez un área experimental de conservación de suelos para la adaptación al cambio climático

Por primera vez, se un área experimental de manejo y conservación de los recursos naturales para la adaptación al cambio climático, con el fin de acompañar un proyecto entrerriano que fue seleccionado a nivel mundial y será financiado por Naciones Unidas.

Se trata del proyecto denominado NID 828 “Gestión de Agroecosistemas para la adaptación al Cambio Climático -Entre Ríos, República Argentina” presentado por la Fundación Proiectum “Marcelo Macrillanti” de Crespo, que fue seleccionado entre 450 proyectos de todo el mundo, siendo uno de los 22 trabajos financiados por el programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD); siendo además el único de Latinoamérica.

El objetivo de este proyecto se enmarca dentro de la legislación provincial en materia de conservación y manejo de los suelos -tal como la ley 8.318 – estableciendo un diseño y ejecución de prácticas conservacionistas en las 7.680 ha de la cuenca del arroyo Gómez, como mecanismo de adaptación al cambio climático. La particularidad y novedad es que por primera vez se aplicaría el enfoque de manejo a nivel de cuenca a nivel comunitario en un espacio rural y urbano característico de la región agrícola entrerriana.

Es decir, que en toda esa superficie, se intenta lograr la sistematización de los campos con terrazas y la adecuación de los caminos, trabajando al nivel de cuenca.