Esperanza| Se inauguraron las remodelaciones de la Plaza Alemania

La transformación y recuperación de la plaza Alemania requirió trabajos de mantenimiento de juegos, de pintura, de bancos, columnas de alumbrado y juegos, la construcción de un cantero, además de trabajos de jardinería y poda para el despeje de luminarias y se construyó un moderno monumento alegórico.
La puesta en valor de este espacio verde forma parte de una política de recuperación y revitalización de espacios comunes, que tiene como objetivo poner estas áreas al 100% de sus posibilidades en relación a las comodidades, funcionalidades y atracciones para los vecinos, que hacen de estos espacios públicos un lugar de encuentro y sano esparcimiento.
Durante el acto inaugural, la intendente de la ciudad, Ana María Meiners expresó: “Estamos hoy reunidos en esta significativa plaza, por el nombre que lleva y por ser la misma un justo homenaje a los inmigrantes alemanes y que hacemos su puesta en valor en este especial año”.
“Es por todos nosotros, bien conocida su historia -junto a la del resto de los primeros pobladores- llegados desde los distintos puntos del viejo mundo, con su nostalgia por la patria que dejaban, pero con la esperanza y sus sueños intactos; con sus personalidades cargadas de coraje, valentía y disciplina para enfrentar con honestidad y tenacidad, los nuevos desafíos que les presentaba, esta tierra prometida. Tierra a la que pronto la llenaron y la enriquecieron con su trabajo, esfuerzo, constancia y sacrificio en pos de sus hijos y que hoy es un legado palpable para todos nosotros”, destacó Meiners.
Y agregó: “Por ello, hoy los recordamos, trayendo a nuestra memoria sus rostros, sí: de nuestros abuelos, bisabuelos, que los tenemos presentes -quizás a través de una foto o por la tradición oral- modo por el que nos llegaron sus anécdotas, sus historias, que son nada más y nada menos, que nuestro preciado árbol genealógico”.
Continuando con su relato la Intendente dijo: “Esos recuerdos también se traducen en la historia de la patria que dejaron y añoraban, su suelo que se refleja en los colores que los representaron a través de su historia, ya fuera en las guerras napoleónicas con sus uniformes o como contraseña de los jóvenes y estudiantes, en sus banderines; algunas veces desapareciendo en algunos años, otros reapareciendo, pero siempre presentes: rojo, negro y dorado, ostentando la unidad y la libertad en su símbolo patrio”.
“Y aquí quisiera que me permitan hacer un pequeño paréntesis, para recordar a mi familia paterna llegada desde Prusia, ya que esta historia me remonta a mi niñez. Y cómo no recordar el Águila que luce en el centro de la bandera de Alemania, que tendrá un sitio destacado en esta plaza a pedido de la colectividad alemana”, destacó.
“Y volviendo a esta bandera de Alemania, en este sitio además de su intrínseca representatividad para Esperanza, nos está señalando un camino”, avanzó.

Refiriéndose a la importancia de la plaza inaugurada, Meiners indicó: “Esta obra refleja el camino que se trazó, camino de unión entre los primeros inmigrantes llegados, sus descendientes y nuestro suelo argentino, elevando un lado en la conmemoración de su colectividad; y por el otro, la integración con la producción en tierra logrando una simbiosis entre lo humano, lo social y lo productivo, tan presentes y de características tan particulares de nuestra comunidad. Camino que también será trazado por quienes nos sucederán y a quienes debemos dejar los valores que deben plasmarse en nuestra Esperanza, por siempre”.
“Aprovecho esta oportunidad para renovar el pedido de cuidado del espacio público que es de todos en general y de cada uno de los esperancinos en particular, para que aprendamos a quererlos, valorarlos, hacerlos nuestros, ya que conociendo es como se ama y se cuida, cada rincón –por pequeño que fuese- de nuestra querida ciudad”, finalizó.