Festram planteó una serie de reclamos en la comisión paritaria municipal

La Festram (Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales) se reunió en la comisión paritaria municipal y llegó a un acuerdo para que no haya reducciones salariales y logró de parte de municipios y comunas el reconocimiento del bono de 3 mil pesos para los trabajadores convocados en la actual emergencia sanitaria.

La comisión paritaria volvió a reunirse tras la suspensión de las medidas de fuerza en reclamo de una recomposición salarial frenadas en marzo a raíz de la declaración del aislamiento obligatorio.

En la oportunidad participaron los municipios de Villa Gobernador Gálvez, Rafaela, Rosario, Santa Fe, San Javier y la comuna de Carlos Pellegrini. Por Festram acudieron Antonio Ratner, Jesús Monzón, Mauricio Herzog, Jorge Martínez y Germán Ocampo.

El acta firmada en la reunión establece que «no deben efectuarse reducciones en las remuneraciones habituales y permanentes de los trabajadores, conforme a sus situación de revista, cargo y función, en virtud de las medidas adoptadas por el Estado, para evitar la propagación de la pandemia».

Por lo tanto el personal que se encuentra en aislamiento social y/o cumpliendo otras funciones requeridas por la emergencia no deberán sufrir reducción en sus retribuciones de ninguna índole.

Asimismo, se conformará una comisión técnica que tendrá entre sus funciones la interpretación de los acuerdos paritarios, cuando se produjeran diferencias en la aplicación de los derechos laborales. Igualmente, esta comisión tendrá competencia en materia económica y financiera a fin de establecer un seguimiento de los recursos de los municipios y comunas.

Los representantes de los Estados Locales reconocieron la necesidad de abonar la suma de 3.000 pesos a los trabajadores y trabajadoras convocadas en la emergencia sanitaria y el ASPO. Se comprometieron hacer gestiones ante el gobierno Provincial, a los fines de obtener los recursos ya establecidos en la Ley Covid-19.

La representación sindical volvió a reclamar la recomposición de los salarios del sector y la necesidad de actualizar los valores de las asignaciones familiares.

Las partes pasaron a un cuarto intermedio para el 24 de junio.