General Pico| Avanzan trabajos en caminos vecinales

La intendenta de la ciudad, Fernanda Alonso y el responsable del Organismo Descentralizado de Caminos Vecinales, Darío Balvidare, recorrieron los trabajos que se están realizando en zonas afectadas por las lluvias.

Los caminos vecinales que rodean a la ciudad han sufrido en las últimas semanas, los embates de las copiosas lluvias que han caído en la zona norte y que se suman a las precipitaciones que cayeron durante toda la primavera 2021, por lo que la mayoría de los trabajos que viene realizando el Municipio en esas vías de comunicación en los últimos días, son paliativos.

La intendenta Fernanda Alonso recorrió algunos de los trabajos que el Organismo Descentralizado de Caminos Vecinales viene realizando en el sector Norte en proximidades de “La Jorobada”.

Durante la recorrida de la jefa comunal, Balbidare se refirió  a los trabajos que  la Comuna ha realizado en las últimas semanas en la extensa red de caminos vecinales que rodea a la ciudad.

“Hoy estamos con la problemática que todos conocemos, con el doble de milímetros por encima de la media,  que habitualmente es de 800 milímetros por año. En muchos lugares ya pasó los 1600. La prioridad es salvar algunos caminos para darles acceso a los productores y a los contratistas que necesitan trabajar en la cosecha. Hoy se está trabajando en caminos troncales que son los principales, puntualmente recorrimos las inmediaciones de La Jorobada, indicó.

Desde nuestra ciudad se puede tener acceso a esa zona por el camino 15, por el camino 11 y por el camino 9.  Hoy esas tres vías de acceso están  complicadas. La comuna se encuentra trabajando en el Camino 11 que es el más directo y que después da acceso al 4, al 2 y al 13.

“En este momento se está haciendo un terraplén de avance, algo que se reitera en varios cortes  que están presentes en diferentes puntos de la red de caminos. Se trabaja sobre el agua, lo que lleva tiempo; nos caen 15 o 20 mm y tenemos que esperar 3 días como mínimo  para volver a trabajar porque hay mucha agua acumulada. Otra problemática es que no tenemos tierra, en algunos lugares puntuales, han colaborado los productores con algún médano”, explicó el funcionario.

El municipio está trabajando con equipos propios, que constan de una motoniveladora, una retropala y se ha agregado otra motoniveladora con tres camiones volcadores.

En ese lugar puntualmente, se está construyendo un terraplén de avance. Balbidare explicó que la falta de piso complica los trabajos, aunque en el caso de ese bajo, existe la posibilidad  de realizar un futuro entubamiento.

“Eso nos da tranquilidad para  el día de mañana, ya que podría evitar volver a tener el mismo problema. El lugar es un bajo que nunca se había llenado de agua. Pero sabemos que muchos campos que nunca tuvieron agua, hoy la tienen”, señaló Balbidare.

El funcionario detalló que actualmente la zona más complicada es el triángulo entre las localidades de Pico, Agustoni y  Trebolares, donde existen varios cortes.

El responsable del mantenimiento de los caminos vecinales subrayó que además del equipamiento de la Municipalidad, cuentan con el apoyo de un equipo de Vialidad provincial que consta de una motoniveladora, pala cargadora y dos camiones volcadores.

“En este momento estamos trabajando en la zona de la laguna La Arocena, dándole paso a la gente que tiene sus campos en esa zona y se contrató a un privado para trabajar en el corte del paraje Las Isleta. Entre Provincia, Vialidad y el Municipio, tenemos tres equipos a disposición de esta problemática.

En lo que respecta a caminos vecinales, durante todo el año el Organismo volvió a repetir la rutina de trabajos que se hizo el año pasado, trabajando sobre los 250 kilómetros de esa red y agregando algunos caminos  nuevos.

Balbidare resaltó que el problema derivado de las precipitaciones comenzó en mayo pasado, desde entonces, el Organismo a su cargo lleva hechos 8 alteos. Todos estos trabajos se realizaron con el parque automotor de la comuna.

“Los mismos productores nos dicen que se nota el trabajo que se viene haciendo, porque si no habría caminos mucho más afectados de lo que están”. En este sentido, el abovedamiento, una buena cuneta y la limpieza con la rastra, son las mejores estrategias que permiten  mantener los caminos vecinales en condiciones”, indicó el funcionario municipal.

“Esperemos que en enero y febrero el clima nos dé una tregua para seguir trabajando. La intendenta me comentó que la idea es incorporar otro equipo en los primeros meses del 2022”, concluyó el responsable del Organismo Descentralizado de Caminos Vecinales.