Gobernador de Catamarca, Raúl Jalil: «hay que hablar, escucharnos y tratar de entendernos»

“Hay que seguir juntos, en un camino de tolerancia, de discusiones internas, y del ejercicio de la discusión que a veces perdemos. Por ahí pasa la continuidad del Frente de Todos, por escuchar, comprender, y ver los objetivos comunes como lo hacemos en el Norte Grande”, define Raúl Jalil. El gobernador catamarqueño se refiere al consejo regional que la semana pasada tuvo en Tucumán su décimo encuentro. “Y toda la evaluación es positiva”, acierta sobre la reunión de los gobernadores.

Jalil explica su optimismo desde el reconocimiento a una gestión regional para los problemas provinciales: “Ya nosotros no podemos tener una mirada particular, como provincia, sino una visión panorámica y regional ante los problemas que atraviesan las fronteras, porque si bien hay cuestiones en cada provincia, las soluciones regionales van a dar mejores resultados, sin dudas”, sostuvo desde San Fernando del Valle de Catamarca, capital de su provincia.

Desde la ciudad donde nació y de la que fue intendente por dos períodos (2011-2015 y 2015-2019), Jalil detalla la importancia de “avanzar en la formación del Consejo de la Región del Norte Grande, fortalecido con el dictamen de la Comisión de Asuntos Constitucionales del Senado. Ahora falta que se confirme en Diputados, ya que hemos logrado que tanto el oficialismo como la oposición lo entiendan necesario”.

De hecho, la consolidación de este Consejo se sostiene en las vertientes políticas diversas de los diez mandatarios que lo integran: Gerardo Zamora (Santiago del Estero), Gustavo Sáenz (Salta) y Oscar Herrera Ahuad (Misiones) son aliados al Frente de Todos; Gerardo Morales (por Jujuy y presidente de la UCR) y Gustavo Valdés (Corrientes) son radicales. Mientras que Jorge Capitanich (Chaco), Osvaldo Jaldo (Tucumán), Ricardo Quintela (La Rioja), Gildo Insfrán (Formosa) y el propio Jalil (Catamarca) son justicialistas.

Promoción internacional

En esta convocatoria “se logró una agenda de trabajo que sirve para muchos objetivos comunes –señala Jalil— y fundamentalmente en cuanto al planteo de obras de infraestructura comunes a las regiones NOA y NEA”. Una de ellas es el corredor bioceánico. Otras son obras de infraestructura de energía y entre ellas las que proponen el uso de energía solar a través de paneles no sólo en polos productivos, también en zonas urbanas. En tanto, la creación de una Agencia de promoción de inversiones y comercio exterior del Norte Grande concentró gran parte de las expectativas, junto al Tratado de Integración Regional.

“Por la diversidad que tenemos en cuanto a productos regionales y a destinos de turismo, lo que podemos ofrecer como Norte Grande es más amplio de lo que tenemos, si salimos como provincias”, admite Jalil. La Agencia de promoción, como iniciativa regional, busca dar viabilidad a propuestas comunes que puedan “promover la actividad exportadora y la atracción de inversión extranjera directa”, subraya su acta acuerdo.

En esta línea, la participación de los funcionarios nacionales presentes en Tucumán permitió definir estrategias integradoras vinculadas, por ejemplo, a la participación energética. Si bien Jalil sostuvo que “en el Consejo del Norte Grande no hablamos de política”, reconoció que fue central la presencia del Jefe de Gabinete Juan Manzur, del ministro del Interior Eduardo “Wado” de Pedro, o de Turismo. “Estamos proponiendo que el Previaje sea ley, que podamos tener en la cartera de Turismo políticas de Estado, así como en transporte y energía, con una agenda de trabajo de cara a la gente”, señaló.

Agenda para la energía

Lograr tarifas diferenciales para el consumo de energía, y la distribución de subsidios al transporte de pasajeros, junto a cupos de combustible con un enfoque federal, fueron desde su inicio reclamos fundados en la conformación del Norte Grande. “Nosotros estamos hablando de la posibilidad de que las provincias puedan ejecutar proyectos de energía solar, por paneles, y a través de empresas provinciales”, puntualizó Jalil. Pero evitó referirse a temas sobre los que todavía no hay consenso con Nación, como las tarifas diferenciadas del consumo energético.

“Como hay gobernadores de distintos partidos estamos enfocados en la gestión”, remarcó, apuntando a las fortalezas del Consejo. “A partir de ahí hemos logrado por ejemplo armar una mesa del litio con Salta y Jujuy”. Jalil habla de problemas y soluciones ante una explotación minera que provoca enfáticos reclamos, entre otros, por el uso de agua que demanda, en provincias donde no abunda ese elemento.

Para el gobernador catamarqueño “la agenda de la energía que logró el Norte Grande, está en línea con lo que vive el mundo, con sus problemáticas, y buscamos fortalecer las ventajas y subsanar falencias”. Al respecto, desde este encuentro surgió el armado de “una feria en Chaco con toda la industria del Norte Grande, y la producción de energía, la conectividad y el transporte público, serán parte de este evento”, adelantó.

Los temas federales

Se esperaba que el Norte Grande asumiera una posición pública sobre dos instancias que involucran a la Corte Suprema de Justicia: la ampliación del número de jueces por regiones, o provincias, y la decisión sobre el destino de los montos coparticipables que Mauricio Macri cedió a CABA despojando de ese presupuesto a las provincias. Al respecto, el gobernador Jalil fue contundente: “Nosotros desde el Consejo del Norte Grande no planteamos públicamente cuestiones que involucran a otras provincias, solo hablamos de la problemática del Norte Grande, donde además hay gobernadores de distintos partidos políticos. Por eso, el tema de energía y la Agencia de integración, nos convoca a tomar una posición pública, unificada”.

“Hablar de lo que nos fortalece no es un dato menor”, sostiene Jalil. Para el gobernador esto “beneficia al futuro político” de la Argentina. “Hay que hablar, escucharnos y tratar de entendernos, tenemos un proyecto, una cultura de la política, y hay que recuperar un camino de diálogo, como lo hacemos en el Norte Grande”, describe. Habla de “una política de diálogo que tenga que ver con la producción y con el turismo, ante la posibilidad de que la Argentina sea vista como un destino de inversión en el mundo”.

¿Cuál es su percepción de la actual situación política, donde el eje se posa en la confrontación interna?

— En Catamarca tenemos un nivel de obra pública nacional y de viviendas muy importante, gracias al gobierno de Alberto Fernández. Acá no se percibe la interna con el mismo frenesí que en el centro porteño. Tenemos otra mirada diaria, cotidiana, y apuntamos más al diálogo con la oposición y trabajando en temas de gestión con los distintos partidos políticos.

— ¿El diálogo vuelve a ser una receta para salir de la crisis?

— Creo que nosotros estamos con un nivel de inversión de obra pública en infraestructura que ayudará a promover la hotelería y el turismo y eso por supuesto, resulta en mejorar los niveles de empleo. Estamos generando empleo. Estamos caminando en un país más federal, con un presidente que escucha y acompaña, y trabajamos con todos los ministros: Wado (De Pedro), (Matías) Kulfas. Con todos.

— ¿Cree que en 2023 el Frente de Todos podrá mantener su liderazgo?

— Estamos complicados, pero vamos a atravesar esta crisis, porque estamos trabajando generando empleo, hay un problema de inflación y de energía que es mundial y en el mundo globalizado tenemos que estar al lado de la gente. La pandemia y la guerra, no son cosas menores, nos han afectado mucho. Es un momento extraordinario del mundo. Pero frente a las complicaciones hay que tener confianza, fe y promocionar el futuro a través del diálogo. Y sobre todo confiando en la gente.

El empleo de Catamarca

Un informe del Observatorio de Empleo del Ministerio de Trabajo determinó a principios de este año que todas las provincias tuvieron en enero, un «incremento en la cantidad de asalariados registrados en el sector privado» respecto del mismo mes de 2021. Y destaca que el empleo registrado privado tuvo «en Catamarca un crecimiento interanual mayor al 10,5 por ciento»: fue la única provincia con un aumento de dos dígitos. La construcción fue el rubro que motorizó el alza del índice, y la infraestructura de hotelería y restorantes recuperó la actividad a los tiempos previos a la pandemia de coronavirus.