Godoy Cruz | El observatorio ya cuenta con un mapa de caminabilidad

El índice sirve para que las personas elijan con mayor facilidad su recorrido. Así, pueden caminar o utilizar medios de movilidad no motorizados para realizar sus actividades diarias.

Asimismo, este índice es una potente herramienta de gestión. Es más, servirá como base para mejorar, jerarquizar y desarrollar a futuro obras urbanísticas.

Durante un año y medio de trabajo, desarrollado junto a la Facultad de Ingeniería de la Uncuyo, se analizó y diagnosticó la situación de caminabilidad. Esto es, cuánto se demora una persona en llegar a sus actividades de forma peatonal. Y qué tan amigable es una zona. Pero además, se evaluó cómo conseguir que el paso de una movilidad vehicular a una sustentable, sea una alternativa real y segura.

Para el desarrollo de dicho indicador, se tuvieron en cuenta ciertas consideraciones de categorías. El análisis de cada una de ellas brinda una síntesis que las promedia y pondera.

Luego de analizar y diagnosticar la situación actual, se puede planificar a corto, mediano y largo plazo. Para esto se tienen en cuenta aspectos cuantitativos y cualitativos. A partir de la implementación del índice, también se busca que las personas aporten su percepción. Tanto sobre el espacio actual como en las propuestas de intervención a futuro.

Finalmente, el objetivo es no sólo identificar la red troncal de caminabilidad, sino también proponer una mejora continua con la participación activa del vecino.