Gualeguaychú| La Fiesta del Pescado y el Vino es patrimonio cultural

En la última sesión del viernes 5 de junio en la que se trataron diversos proyectos de importancia, el Concejo Deliberante aprobó la ordenanza que declara a la Fiesta del Pescado y el Vino Entrerriano como Patrimonio Cultural de la ciudad de Gualeguaychú.

La fiesta del Pescado y el Vino es el resultado del encuentro entre artistas, productores entrerrianos, gobierno, vecinos y vecinas que se juntan a celebrar. Esta es una propuesta modesta que surgió a fines de 2016 que llegó para agregarle un nuevo atractivo cultural y gastronómico a nuestra querida Gualeguaychú y donde el gobierno municipal pudo trabajar en equipo para el disfrute de toda la comunidad.

Por eso, el intendente Dr. Esteban Martín Piaggio elevó el pasado mes de febrero al Concejo Deliberante un proyecto de ordenanza para declarar la Fiesta del Pescado y el Vino como patrimonio municipal, y garantizar así su realización durante el primer fin de semana del mes de enero de cada año.

La fiesta se consolidó y creció año tras año hasta esta cuarta edición donde más de 100 mil personas pudieron vivirla y compartirla en familia y con amigos con entrada libre y gratuita. La fiesta del Pescado y Vino rápidamente, y gracias al trabajo de cientos de trabajadores municipales, se convirtió en un megaevento en el que conviven decenas de miles de personas de todos los barrios de la ciudad y turistas de todo el país, donde sin dudas el respeto y la solidaridad son los valores que prevalecen para poder llevar adelante un evento multitudinario sin que se registren inconvenientes durante su realización.

La ordenanza dispone que la Fiesta del Pescado y el Vino Entrerriano deberá organizarse para su realización el primer fin de semana de enero de cada año, siempre y cuando no existan condiciones de fuerza mayor que obliguen la reprogramación de la misma en el transcurso de la temporada de verano del mismo año.

También garantiza en la contratación de artistas que deberá haber en la totalidad de los artistas y las artistas contratadas, una circunstancia de paridad de género, contemplándose el cupo femenino como condición ineludible para su organización; adhiriendo, en consecuencia a la Ley Nacional Nº 27.539 de cupo femenino y acceso de artistas mujeres a eventos musicales. Así también se deberá garantizar la participación de artistas de nuestra ciudad, contemplándose como mínimo en un cincuenta por ciento de la totalidad de los y las artistas participantes de la Fiesta.

También impone y garantiza en lo sucesivo, para las próximas ediciones, la entrada libre y gratuita al evento, facultándose al Departamento Ejecutivo a instrumentar las medidas necesarias para posibilitar que los sectores más vulnerables de nuestra ciudad accedan efectivamente a este derecho cultural.

Se faculta al Departamento Ejecutivo para que en el marco de sus atribuciones, establezca mediante el decreto reglamentario la organización operativa del evento. A tal fin deberá dentro del término de un mes, contado desde la finalización del evento, comunicar lo actuado e informar los gastos al Honorable Cuerpo Deliberante.