Guaymallén | Rápido avance de las obras en Bandera de los Andes entre Urquiza y La Purísima

Se trata de una intervención integral que se inició el 15 de enero pasado. El intendente Marcos Calvente destacó que van a cumplir el plazo de obra de un mes, por lo que a mediados de febrero quedaría habilitada esa transitada arteria.

La intervención integral de calle Bandera de los Andes, entre Urquiza y La Purísima, se inició el 15 de enero pasado. Se trata de una obra que no sólo es un asfaltado, sino que tiene varias etapas de ejecución que incluyen la remodelación y construcción de nuevos drenajes con sus alcantarillas, nuevas veredas y nichos para el riego de los árboles, remodelación del alumbrado y un detalle que el intendente de Guaymallén, Marcos Calvente, considera “muy particular en la bocacalle de Urquiza y Bandera de los Andes, dónde hemos levantado el nivel (altura) para mejorar las condiciones de seguridad para los peatones y los ciclistas”.

Esa obra, que arrancó hace 15 días, avanza rápidamente. “Estamos viendo que se está finalizando una intervención integral que va a generar un cambio estético y funcional a la zona. Arrancamos a mediados de enero aprovechando para hacer coincidir nuestro plazo inicial de obra, que era de un mes, y de corte del tránsito con las vacaciones de los alumnos; por lo que vemos, ese plazo se va a cumplir, dado que los días soleados nos han dejado avanzar de acuerdo al plan”, destacó el intendente Calvente.

El detalle particular, la elevación del nivel de la bocacalle, es para “generar mejores condiciones de seguridad para los peatones y los ciclistas. Además hemos hecho una reingeniería de los flujos vehiculares de manera de que en esta nueva versión va a haber más agilidad en la esquina. No va a solucionar completamente el problema de congestión que tiene esta esta bocacalle porque hay un flujo muy fuerte vehículos que vienen del acceso y también hay tractores de personas y de vehículos muy grandes en esta zona como la Municipalidad de Guaymallén y el colegio Murialdo, pero si le va a dar un poco más de fluidez”, explicó el jefe comunal guaymallino.

Calvente destacó además que el plan de obras avanzó no sólo por los días soleados que permitieron la continuidad de la obra, sino también por “la disposición de los materiales por parte de los proveedores, que también han acompañado. Tuvimos unos días de enero sin provisión de material asfáltico y esta obra lleva un gran componente de ese insumo. No es que se solucionó ese tema, sino que hemos logrado comprometer una pequeña partida de ese material para poder resolver esta obra”.