Intensifican las prácticas profesionales para apertura del Oncológico

Se apronta la inminente apertura del Centro Oncoló­gico Anna Rocca de Bonatti, en la ciudad de Curuzú Cua­tiá. Tal como lo había anun­ciado este diario en su edi­ción del 23 de junio último, el centro de alta compleji­dad, único en la región, se inaugurará el próximo 15 de noviembre. Para ello y ya con las habilitaciones pertinen­tes para que funcione como un Hospital de Día, desde los primeros días de octubre inició la actividad interna con el entrenamiento del personal seleccionado para el manejo de los equipos de alta complejidad, aunque aún técnicos alemanes con­tinúan con la colocación de otros aparatos necesarios para su funcionamiento. El director ejecutivo del Cen­tro Oncológico, doctor Pablo Bonelli, afirmó en diálogo con NORTE de Corrientes: “Los profesionales contra­tados ya están realizando las prácticas a pocas semanas de su inauguración, sobre todo los especializados en diagnóstico por imagen. El centro arrancará la acti­vidad con 30 personas, no todos son profesionales, las tres cuartas partes son médicos la mayoría de Co­rrientes, y otros médicos correntinos que estaban en Buenos Aires, pero los traje aquí. Hay profesio­nales de Formosa y Santa Fe”. Y aclaró: “Los técnicos continúan instalando algu­nos equipos, ahora están colocando el PET CT, en los próximos días arribarán téc­nicos de Brasil para avanzar con lo que resta”, relató.

En cuanto a la inaugura­ción y apertura, el Bonelli especificó: “El acto inaugu­ral será el 15 de noviembre a las 11, está prevista la pre­sencia del gobernador Gus­tavo Valdés, funcionarios del área sanitaria provincial, funcionarios municipales, la señora Elena Bonatti, y todo el directorio del Cen­tro. Después el Centro que­dará abierto a la comunidad para que lo puedan visitar, la particularidad es que lue­go habrá una fiesta popular en el Parque Mitre, frente al Centro, organizada por la Fundación con bandas mu­sicales y empanadas.

La intención es que si se inaugura un viernes, se abri­rán las puertas para comen­zar a realizar atenciones médicas y algunas prácticas médicas el lunes siguiente a su apertura. En principio se va a iniciar la actividad en el Centro con consultas médicas, sesiones de qui­mioterapia y diagnóstico por imagen. Lo más grueso, que se va a demorar un poco más, es el área de Radiotera­pia, ya que la instalación de los aparatos lleva un tiem­po, las habilitaciones llevan otro tiempo, ya que para ello se necesita la habilitación de la Autoridad Regulatoria Nuclear (ARN), dependiente de la Secretaría de Salud Pú­blica de la Nación. Porque el Centro Oncológico ya tiene la autorización para funcio­nar como un centro de ca­rácter público”, detalló.

En este sentido, puntua­lizó que “la intención es trabajar con las principales obras sociales de Corrientes, Ioscor y Pami, ya me reu­ní con los titulares de estas mutuales. Hay muchas ex­pectativas en la región, será atractivo desde el punto de vista sanitario, la intención también es trabajar con la obra social de Entre Ríos, Iosper, pero aún no hay nada concreto.

Al ser un Hospital de Día público sigue en pie la aten­ción a las personas de esca­sos recursos, para eso se tra­bajará en articulación con el Hospital Irastorza, ya que serán atendidas primero allí, se le evaluará su condición económica, una evaluación social y médica para saber qué es lo que necesitan”.

En este contexto, la Mu­nicipalidad de Curuzú Cua­tiá avanza con una serie de reformas urbanísticas en la zona del Centro Oncológico a pedido de los directivos del lugar, con el fin de facilitar la operatividad con el ingreso y egreso de ambulancias.

Luego de varias reunio­nes entre el intendente de Curuzú Cuatiá, José Irigo­yen, y el director del Cen­tro, doctor Pablo Bonelli “se avanzó con una serie de mo­dificaciones urbanísticas. Para empezar utilizaremos como estacionamiento un espacio verde frente al Cen­tro, que es del Municipio, el que podrá albergar entre 40 y 50 vehículos. El Munici­pio hizo la rampa de acceso de ambulancia al centro y estudian cambiar el sentido de circulación de la calle que cruza frente al Centro. Para disponer de buena ener­gía, la Dpec hizo manteni­miento de la líneas”, detalló Bonelli.

La señora Elena Bonatti, quien donó los 15 millo­nes de dólares para cons­truir el Centro, asistirá a la inauguración.

El Aeroclub de Curuzú Cuatiá (ACC) está operativo nuevamente y espera reci­bir aviones para trabajar en conjunto con las derivacio­nes que lleguen al Centro Oncológico Anna Rocca de Bonatti, en torno a su pronta inauguración prevista para dentro de escasos 20 días. La información fue ratifi­cada por el doctor Roberto Fernández, presidente de la institución aérea, quien dijo a NORTE de Corrientes que desde hace menos de una semana se halla operativo el aeródromo, y que operará con aviones de hasta siete toneladas de peso.

Resulta que el 26 de junio de 2018, la Inspección Ge­neral de Justicia de la Pro­vincia de Corrientes -órga­no de control del funciona­miento de las Asociaciones Civiles como lo es el ACC- dispuso la formación de una comisión especial normali­zadora, ya que la institución se hallaba en situación irre­gular, puesto que no cele­braba asamblea desde 2004 (durante 14 años).

Actualmente, la Adminis­tración Nacional de Avia­ción Civil autorizó la reha­bilitación de la operatividad del aeroclub el lunes pasa­do. Al respecto, Fernández estuvo en la ciudad de Re­sistencia, donde se encuen­tra la sede regional del ente, espacio en el que se realizó la firma de los papeles co­rrespondientes y la habili­tación para que en la pista puedan aterrizar y despegar aviones.

Allí también ya fue pues­to en funciones Víctor Pro­longo, el flamante jefe del aeródromo que cuenta con una pista destacada a nivel nacional, según explicó el funcionario. La pista com­pactada es para aeronaves de pequeños portes, aunque en el 2000 aterrizaron avio­nes Hércules, de la Fuerza Aérea.

En referencia, Fernández dijo a este diario: “Es un aeroclub, que es una asocia­ción civil sin fines de lucro. Desde que asumimos en di­ciembre de 2018, encontra­mos una institución en rui­nas prácticamente. La pista con el pasto con un metro de alto, no estaba operativa, y los hangares clausurados, etcétera. Posee una pista de 1.700 metros de largo por 45 metros de ancho. La pista es compactada y con tiempo seco pueden aterrizar avio­nes de hasta 7.000 kilos. Es­tamos reflotando la Escuela de Pilotos y, fundamental­mente, la nueva comisión quiere insertar el aeroclub en la comunidad de Curuzú Cuatiá, más hoy, que esta­mos a días de la inaugura­ción del Centro Oncológico Anna Rocca de Bonatti. Con seguridad, creemos que va a ser un gran aporte para dicho Centro, al cual llega­rían vuelos de diferentes lugares”.

Dadas así las cosas, ya está habilitada la pista de aterri­zaje de tierra, sobre lo que Fernández añadió que “fue un trabajo que costó, pero es un gran acontecimiento para toda la ciudadanía de Curuzú Cuatiá, porque tie­ne nuevamente el aeroclub local”, y remarcó: “Venimos trabajando desde febrero de este año. Realicé viajes a Buenos Aires y Resistencia para dejar en condiciones el aeroclub. Nos piden in­forme sobre el aeroclub, ya que muchas personas de varios puntos del país nos visitarán en avión, en tor­no al Centro Oncológico. En cuanto a lo administra­tivo, el año pasado logramos una normalización. Para diciembre se eligió la comi­sión y una vez que asumió comenzamos a trabajar. Es­tamos gestionando fondos para realizar arreglos de las instalaciones y poder abrir a la comunidad. Tenemos muchos proyectos”.