La Ciudad avanza en el monitoreo de calidad de agua en acequias

Los estudios, que se realizan desde 2019, se presentan como un hecho sin precedentes en la gestión ambiental municipal en la Provincia, que espera ser replicado por otros departamentos. En el marco de la Semana del Medio Ambiente, conoce de qué se tratan los ensayos de fitotoxicidad que realiza el municipio.

En conjunto, profesionales de la Municipalidad de la Ciudad de Mendoza e investigadores de la Universidad Maza, en el contexto del desarrollo de un sistema de información ambiental municipal dentro de su espacio urbano y natural, este año se realizó el tercer monitoreo de calidad de agua en acequias. El objetivo de este estudio es monitorear la calidad del agua de riego del arbolado público lineal enfocado en el aspecto fitotóxico de la misma.

Los ensayos de fitotoxicidad son estudios sencillos, versátiles y objetivos para medir exclusivamente el efecto directo de la calidad del agua de riego sobre las especies vegetales (cultivos, arbolado, etc.). Estos estudios no revelan cuáles son las sustancias y sus concentraciones, sino que detectan si están o no en el agua.

Los resultados iniciales (2019) permitieron evidenciar zonas de mayor contaminación (efecto moderado y alto de toxicidad en el agua de riego de las especies del arbolado público) correspondientes a los sectores con actividad comercial en su gran mayoría. En el siguiente muestreo, correspondiente al mes de abril de 2020 y en contexto de Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO) por el COVID-19, se evidenciaron menores valores de fitotoxicidad en el agua de riego de las acequias de la ciudad, debido a la disminución de las actividades comerciales.

En tanto, durante el otoño 2021, conforme a la metodología de análisis empleada (multiplicidad y controles negativos) se tomaron muestras sobre veintiocho sitios. En términos generales se vuelve a observar una tendencia al aumento de los valores de pre-pandemia debido a la recuperación paulatina de la actividad comercial. Y para la segunda mitad del 2021, como resultado de este trabajo conjunto en fase piloto, se diseñará una red de monitoreo de frecuencia bimestral enfocada en la zona comercial. Con esta red se espera identificar con mejor precisión focos emisores para realizar diferentes acciones.