La Matanza| Fernando Espinoza autorizó la reapertura de 53 fábricas

De esta manera, tras la previa autorización de Nación y Provincia, Fernando Espinoza emitió los actos formales que autorizan el reinicio de actividades fabriles para 53 empresas del Distrito. Las mismas se han comprometido, bajo declaración jurada, al estricto cumplimiento de los protocolos sanitarios que corresponden a sus actividades, al traslado de sus empleados para que no utilicen el transporte público, a tomarles la temperatura al ingresar y a realizar el registro de la limpieza en las instalaciones.

Estas empresas pertenecen a los más diversos sectores productivos: autopartista, plástico, juguetes, químico, metalúrgico, textil, confecciones y calzado, entre otros. Se destacan dos empresas emblemáticas del Partido: Acindar, básicamente con sus productos siderúrgicos para la construcción y el sector agropecuario; y Mercedes Benz, con su producción de utilitarios livianos y camiones.

Esta reapertura permitirá volver a la actividad a empresas que se distinguen por su capacidad exportadora, a otras que producen maquinaria o insumos imprescindibles para mantener el abastecimiento local y son multiplicadoras de producción de otras industrias.

La Secretaría de Producción, a cargo de Débora Giorgi, ha implementado el mecanismo que asegura la cumplimentación de los requisitos exigidos a las empresas para una reapertura segura. “Además de los requerimientos de Nación y Provincia, el Municipio dispuso de requerimientos propios. Para eso, realizamos una visita previa a que se abra la fábrica para evaluar que las instalaciones y disponibilidades de distanciamiento, entre otras medidas, estén disponibles para que cuando ingresen los empleados estén en condiciones de cumplir el protocolo”, explicó Giorgi.

Con esto, el Municipio busca preservar las fuentes de trabajo y mantener la actividad productiva en el Distrito, al mismo tiempo que se cumple con todas las normas sanitarias para cuidarnos entre todas y todos.

Cabe señalar que cada decreto aclara que estas medidas podrán dejarse sin efecto, conforme la evolución del cuadro epidemiológico y sanitario del Municipio, retrotrayendo las condiciones a las existentes con anterioridad si fuera necesario.