La Provincia busca reactivar la Obra Pública

El gobernador Rolando Figueroa presentará tres proyectos de Ley en la Legislatura neuquina, destinados a conseguir los fondos necesarios para la reactivación de la obra pública en la provincia, que hoy se encuentra paralizada. El paquete incluye la creación de un Fondo Vial, un plan de reactivación y otro de financiamiento para la reactivación y rehabilitación de las obras públicas.

Esta semana el mandatario adelantó que se necesitan cerca de 3 mil millones de dólares para atender el retraso en materia de obras. Figueroa sostuvo “la importancia de no descuidar las necesidades del pueblo neuquino” y habló de atender las prioridades para llegar primero a la gente con salud, educación, seguridad y con infraestructura.

“Al comenzar el gobierno, en diciembre pasado, nos encontramos con unas 400 obras prácticamente paralizadas y en la actualidad hay una deuda de $ 200 mil millones a febrero de este año. Desde comienzo de la gestión y hasta ahora se ha hecho un análisis de la situación de la obra pública y las rutas provinciales, relevando datos con el fin de poder evaluar y tomar las decisiones adecuadas para reiniciar las obras con la mayor celeridad posible y dentro de las posibilidades de acceso a financiamiento”, explicó el ministro de Infraestructura, Rubén Etcheverry.

Uno de los proyectos de Ley busca la creación de un Fondo Vial que permitirá llevar adelante la construcción de nuevas rutas, sin olvidar que la pavimentación de 1 kilómetro demanda una inversión de 1,5 millones de dólares. Con esta ley se procura crear un fondo que se integrará con lo recaudado por el cobro de una contribución de la circulación de vehículos en las rutas provinciales neuquinas. El propósito es contribuir a la conservación, reparación, mantenimiento, mejoras y/o ampliación de las rutas de nuestra provincia, así como adquisición y/o mantenimiento de equipamiento vial.

El segundo proyecto de Ley tiene por objeto el desarrollo y la continuidad de obras públicas para edificios educativos, sanitarios, penitenciarios y de seguridad, viales, redes de infraestructura (eléctricas, gas, agua y saneamiento), viviendas y recursos hídricos y, en general, toda obra civil o de arquitectura que desarrolle el Estado Provincial.

Por último, se presentará el proyecto de Ley para que la provincia pueda financiar la reactivación y rehabilitación de las obras públicas.

En esta línea, el gabinete provincial trabajó para consensuar la priorización de las obras y avanzar primero con los establecimientos escolares; en segundo término los edificios de Salud, dentro de la Emergencia Sanitaria declarada este año. En tercer lugar, las obras que cuentan con un 80 por ciento de avance; y por último para resolver con escasos montos una gran cantidad de problemáticas.