La provincia fortalece su política de desarrollo científico y tecnológico

Entre Ríos consolida su política de Estado en desarrollo científico y técnico con dos leyes centrales: el Régimen de Promoción de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación (CTI) y el Régimen de Promoción de la Economía del Conocimiento.

Tal como mencionaba el propio Houssay en su conocido discurso en Brasil, los “científicos y técnicos constituyen el principal capital de un país moderno y de ellos depende su desarrollo en esta era científica, en la que la ciencia y la tecnología han revolucionado profunda e irreversiblemente la vida actual de los pueblos”. Por esa razón, seguía el científico argentino, la “pérdida de jóvenes capaces es muy grave, porque ellos representan nuestro futuro. Malgastar o perder ese capital potencial es una forma de suicidio”.

En ese marco, el ministro de Producción de Entre Ríos, Juan José Bahillo, destacó la reciente sanción del Régimen de Promoción de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación en Entre Ríos “constituye un hito en el proceso de desarrollo científico-técnico de la provincia, puesto que crea un instrumento válido como política de estado. La Ley fue presentada por los Diputados Stefanía Cora y Juan Pablo Cosso y contó con el acompañamiento de todos los bloques”, afirmó el titular de la cartera productiva.

“El proyecto se elaboró en conjunto con el Gobierno provincial, a través de la Secretaría de Ciencia y Tecnología del Ministerio de Producción y se puso a consideración del Consejo Consultivo Provincial de la Ciencia y la Tecnología, que nuclea a las organizaciones del sector, cámaras empresariales y representantes de trabajadores”, recordó el ministro.

Por su parte, el secretario de Ciencia y Tecnología, Jorge Gerard, reconoció que “el Régimen de CTI le da previsibilidad al desarrollo científico-técnico, garantiza un financiamiento estable y creciente, fomenta la planificación de las actividades de investigación y desarrollo, promueve la transparencia y la difusión de los programas de CTi y estimula la articulación entre el sistema científico y las empresas privadas, para la generación de valor agregado y empleo. Son relativamente pocas las jurisdicciones provinciales que detentan este tipo de instrumentos”, afirmó el funcionario.

“La Ley es fundamental para comenzar a reducir las brechas de desarrollo en la materia por parte de Entre Ríos”, destacó Gerard y agregó que “en esta provincia habita el 3,1 por ciento de la población argentina, pero el número de personas en la jurisdicción entrerriana dedicada a la I+D, así como la inversión en ese concepto, es apenas el 1,3 por ciento del total nacional lo que significa menos de la mitad de su participación en la población”.

Asimismo, en el mismo ámbito del CONICET, creado por Houssay, se aprecia que la provincia participa en apenas el 0,8 por ciento de los investigadores CONICET del país, el 1 por ciento de becarios y el 0,5 por ciento de personal de apoyo (2019). Tales brechas sólo pueden reducirse con políticas de estado, para lo cual la ley es un hito central.

Por otra parte, el Gobierno provincial también presentó el régimen de adhesión de Entre Ríos a la Ley Nacional N° 27.506 de Promoción de la Economía del Conocimiento, texto modificado por Ley Nº 27.570, que cuenta con media sanción en la Cámara de Diputados.

El proyecto fue presentado por el Diputado Néstor Loggio y cuenta con medidas promocionales fundamentales del ámbito provincial. Es decir, además de los beneficios que prevé la norma nacional, en la provincia se agrega la exención del Impuesto a los Ingresos Brutos, Impuesto a los Sellos, Impuesto Inmobiliario y Fondo de Integración de Asistencia Social Ley N° 4035, para las actividades promovidas. Asimismo, se incluye a tales usuarios con igual tratamiento que las industrias tradicionales para el acceso a la energía eléctrica.

Finalmente, se promueve un programa de formación de recursos humanos para las empresas, el cual es crítico en este sector. El proyecto se trabajó también en articulación con los actores institucionales, el Ministerio de Economía, Hacienda y Finanzas y la Secretaría de Ciencia y Tecnología del Ministerio de Producción.

En este sentido, el ministro de Producción, Juan José Bahillo, resaltó las distintas iniciativas llevadas adelante en el contexto provincial sostuvo, “que el impulso y apoyo a la Ciencia y a la tecnología son vitales para el desarrollo de una provincia que persigue el agregado de valor a su producción”.

Y añadió: “La única alternativa para que demos el salto cualitativo a la primarización es un fuerte y sostenido avance tecnológico. Esa es la verdadera herramienta y creemos que estamos emprendiendo un camino que más temprano que tarde va a comenzar a mostrar sus resultados”.