Loncopué| Trabajan intensamente en los focos de incendio

El secretario de Desarrollo Territorial y Ambiente, Jorge Lara se refirió a la situación de los incendios en la provincia y aseguró que éste “es un año atípico en todo sentido. Estábamos prevenidos fundamentalmente en las zonas donde hay bosques implantados, porque sabíamos que se venía un verano con tormentas eléctricas”.

“Este fin de semana hubo una fuerte tormenta en Rincón de los Sauces, de lluvia, de granizo y en la zona del camino viejo a Caviahue, donde hay mucha forestación, las descargas eléctricas y los rayos han provocado un incendio de consideración”, explicó.

“Ya se desplegó toda la gente, hay cuatro focos”, dijo y especificó que “anoche cayó un rayo en el campo Trolope, está camino a Caviahue, después en El Pino, es el camino que va a Caviahue, sale de Loncopué hacia El Huecú, y desde ahí desvía a Caviahue. Es el camino viejo de tierra, por el que se llega a la Cascada del Agrio”.

“En esa zona hay forestaciones que hizo en su momento Corfone como prestación de servicios hacia terceros. Son unas 5.000 hectáreas forestales de las cuales son propiedad de Corfone unas 1.600”, dijo.

Lara destacó que “está trabajando mucha gente, hay más de 60 brigadistas, camiones de apoyo, cisternas, camiones de los amarillos grandes, de 6×6 que entran y suben a la montaña, más camionetas de ataque rápido. Se está trabajando con mucho humo y mucho calor. El calor reactiva también el incendio, así que es una gran tristeza”.

También indicó que “hay dos aviones hidrantes, el helicóptero fue a cambiar tripulación. Está muy complicado, el fuego está totalmente descontrolado y con viento”.

Por este motivo, destacó que se solicitó “refuerzos al Servicio Nacional de Manejo del Fuego y vienen unos 20 brigadistas de la zona de Bariloche, y nosotros estamos cambiando las guardias, en el terreno hay gente de Junín de los Andes, de San Martín de los Andes, de Moquehue y ahora cambiamos con la gente de Chos Malal”.

En este sentido, indicó que a se suma que “estamos complicados en cuanto a la distribución de personal porque no podemos usar los mismos espacios, las mismas carpas, los mismos, campamentos, las mismas casillas para descansar con brigadas de un lado y del otro, por el tema del COVID-19”.

Por su parte el subsecretario de Defensa Civil y Protección Ciudadana, Martín Giusti aseguró que “el fuego ya se había extendido a unas 600 hectáreas de la zona de Trolope y unas 2.500 hectáreas en la Ramadita”.

Indicó que desde el área se está acompañando a los brigadistas en este proceso. “Tenemos que armar un campamento para resguardar a la gente, hay que desplazar los equipos y no mezclarlos, según la zona de la que llega, debido al COVID-19. A los brigadistas se suman los Bomberos y el personal de Defensa Civil”, dijo.

En relación con el clima, Giusti lamentó que “no nos va a acompañar dado que, según el pronóstico, en este momento hay ráfagas de 40 kilómetros en ese lugar, y van a pasar a 80 kilómetros, lo que nos perjudica en la zona de incendios de Loncopué”.