Maciel| Falleció a los 74 años el Presidente Comunal Jorge Marucco

El presidente comunal de Maciel, Jorge Marucco, falleció ayer por la tarde en esa localidad del departamento San Jerónimo, ubicada a 70 kilómetros al norte de Rosario. La comuna los tuvo varios períodos al frente durante su amplia trayectoria política.

Según consignaron periódicos digitales locales, perdió la vida en el Hospital Federico Meroi, de Maciel, donde fuera trasladado tras sufrir un paro cardiorrespiratorio.

Marucco se había descompensado el martes a la noche por un cuadro de hipotensión, del que fue estabilizado en el Samco de Maciel. Sin embargo, falleció ayer como consecuencia de un paro cardiorrespiratorio. Tenía 74 años.

El 22 de noviembre pasado, el mandatario había sufrido la pérdida de su esposa, Olga Beatriz Maccetti, víctima de una larga y devastadora enfermedad.

Marucco era un histórico dirigente demoprogresista que ostentó el cargo de jefe comunal desde 2004 hasta 2015, cuando el mando pasó a Carlos Roberto Ramella, pero retomó la conducción del pueblo en octubre de 2019. Entre sus principales desafíos tuvo que lidiar, entre otras cosas, con el movimiento «No a las cavas en Maciel», que se oponía a un emprendimiento para instalar reservorios de material desechable.

Fue conocido por una forma particular y personal de ejercer la política y el mando, con algún tinte caudillezco. En una entrevista con este diario, confesó que de algún modo era «como un capataz».

Fue vencedor en las últimas elecciones del año pasado y asumió la intervención del municipio, en reemplazo de Mario Drovetta, quien se había hecho cargo del gobierno en marzo de 2019 tras una intervención de la provincia a la comuna, por serias irregularidades administrativas. Tal acción había dejado atrás a Pedro Tobozo, presidente comunal antes electo.

Cuando asumió por última vez, Marucco dijo: «Tenemos que tomar el timón y sacar el barco a flote. De nosotros es la buena voluntad de sacar la comuna adelante, pero no todo depende de nosotros». Entre las medidas, ya advertía un recorte de personal: «Sabemos que no es un momento adecuado pero el resto de los empleados que hace 20 años o más que trabajan, el mes que viene no se quieren encontrar con no cobrar», afirmó.

Soportó medidas de fuerza y un enemistamiento con el sindicato de municipales. Pero se lo conoció como un hombre recto, convencido y decidido de qué hacer.