Más de 500 policías despliegan controles en villas turísticas

Con el objetivo de garantizar la seguridad y resguardar la salud de la población tucumana, la Policía de Tucumán desplegó un amplio operativo conjunto con las fuerzas federales en espacios públicos, bares, rutas y villas turísticas para desalentar las aglomeraciones y las reuniones sociales.

El comisario inspector Raúl Silva, jefe de Planificación y Coordinación de Operaciones Policiales (D3), explicó que se desarrollaron las medidas en toda la provincia. “Se aseguró la presencia policial en los espacios públicos tanto de la capital como del interior de la provincia. Para ello, se afectó a más de 500 efectivos policiales a pie, en móviles, motorizados, de caballería, con canes y a ciclopolicías, además de equipos de las fuerzas federales y de organismos municipales que apoyan y colaboran activamente”, detalló.

De la misma forma, se reforzaron todos los accesos a las villas turísticas, teniendo en cuenta que mediante resolución del Comité Operativo de Emergencia se determinó la suspensión del turismo interno”, explicó Silva.

“Conforme a las directivas del Ministerio de Seguridad y de la Jefatura de Policía, se desplegaron en el Gran San Miguel de Tucumán recursos del 911 y de la Unidad Regional Capital. En total, trabajaron 150 efectivos, móviles, motos, grupos especiales e Infantería, en concordancia con Gendarmería Nacional, Policía Federal, Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) y equipos de la Municipalidad”, informó el comisario inspector Daniel Suárez, segundo jefe Interino de la Unidad Regional Capital y jefe operativo de la misma.