Municipales de toda la provincia lanzan un paro de 24 y otro de 48 horas

La Federación Santafesina de Trabajadores Municipales (Festram) lanzó este viernes un paro de 24 horas para el jueves que viene y otro de 48 para el 24 y 25 del mismo mes, tras fracasar la reunión paritaria que la organización gremial mantuvo con la oficina de Regiones, Municipios y Comunas, dependiente del gobierno provincial.

En esta oportunidad, Festram reiteró el reclamo para modificar la política salarial cuyos porcentajes han quedado debajo de los índices inflacionarios. El pedido, que se viene haciendo desde abril, es adelantar la última cuota del 35% a los efectos de garantizar el poder adquisitivo de los trabajadores.

«La semana que viene comenzamos un plan de lucha porque, si bien hoy nos reunimos, no vemos a corto plazo una respuesta», señaló Antonio Ratner a La Capital para remarcar las «dilaciones y especulaciones, una situación que venimos planteando desde julio y lleva más de 40 días de gestión y fue lamentable».

«Este plan de lucha no tiene modificación, salvo que los intendentes quieran discutir el tema salarial de los trabajadores municipales en paritaria», aseguró.

Desde el gremio insistieron en modificar el acuerdo, en línea con el resto de los convenios salariales, superando en varios puntos el proceso inflacionario tal como impulsa el gobierno nacional.

Pese a reclamar un anticipo de la última cuota, que permitiera continuar la discusión de una política salarial definitiva, los representantes de los Intendentes argumentaron la falta de mandato y la ausencia de participación de los representantes del PJ provincial.

Por tal razón, y hasta tanto no haya respuesta a la modificación de la política salarial acordada en el primer trimestre del año, Festram dispuso un plan de lucha que se iniciará con un paro de actividades de 24 horas el jueves 19 y otro de 48 durante el 24 y 25 de agosto.

Del encuentro participaron la representación sindical de Festram y los municipios de Santa Fe, Venado Tuerto, Rosario y Cañada Rosquín. No obstante las partes volverán a reunirse con anterioridad a las medidas de fuerza, para procurar resolver el reclamo de los trabajadores.