Paraná| Bahl supervisa los trabajos en la Toma de agua

El intendente recorrió la zona de la Toma de agua junto al secretario de Obras Públicas, Maximiliano Argento y al subsecretario de Obras Sanitarias, Oscar Silva, parte de su equipo y el concejal Claro Núñez.

Allí se llevan adelante distintas intervenciones para garantizar el acceso de agua del río Paraná a la bomba del Muelle 1, que es la que impulsa el agua cruda para ser potabilizada en la planta Ramírez. Esta semana se ensanchó el canal cuya longitud es de 100 metros, con un ancho de 7 metros y una profundidad de 2 metros. Esa tarea permitirá garantizar el acceso del agua al muelle histórico construido y habilitado en la década del ’40, junto a la planta Ramírez aún con el río retrocediendo un poco más de su actual nivel, ya debajo del metro.

Además, se reforzaron los trabajos con la intervención de los buzos tácticos de la Policía de Entre Ríos, en los canastos de filtros de las bombas extractoras.

La producción de agua potable en la planta Ramírez se desarrolla con normalidad, y desde allí se abastece al 30% de la red pública. El resto de la potabilización es llevada adelante en la planta Echeverría, que con otro muelle hecho aguas más adentro, no presenta inconvenientes para proveer el 70% restante del agua potable que se distribuye a los hogares paranaenses.

Al respecto, Bahl indicó: “La captación de agua es normal, pero siempre hay que recomendar que el uso sea razonable, racional y responsable. Nos estamos ocupando y cuando uno recorre se da cuenta la falta de inversión que tuvo el área durante muchos años, hay que invertir muchísimo dinero para tener un servicio de calidad, esos recursos no están en la Municipalidad, lo vamos a lograr indudablemente gestionando. Pero hay que invertir en más bombas, invertir en la optimización del muelle, en cañerías, poner en valor la planta de Avenida Ramírez, en válvulas que regulen la presión de los distintos centros de distribución. Hay que invertir muchísimo dinero para sostener la demanda que tiene actualmente la ciudad de Paraná”.

Respecto al trabajo a mediano y largo plazo el intendente resaltó: “La tarea va a ser ardua, la vamos a hacer y queríamos transmitir la tranquilidad de que la Municipalidad se está ocupando y en el tiempo seguiremos invirtiendo para tener un servicio de agua de calidad como todos los paranaenses nos merecemos”.

El Intendente se refirió a una fake news que circula por las redes sociales donde se advierte que la ciudad se quedaría sin agua en tres días. “La versión es falsa. El río está muy bajo pero se ha previsto la contingencia y se está captando el agua y monitoreando todos los días”.