Paraná | Continúan los trabajos en la Toma Nueva

En cuanto a la labor en Toma Nueva, se sustituye una de las cinco bombas emplazadas en el muelle sobre el río Paraná, que aporta unos 2.200 metros cúbicos por hora y representa más del 20% del total que se dispone para el proceso de potabilización. Se trata de una intervención planificada, en el marco del plan de mantenimiento y renovación de equipamiento del servicio.

Si bien las restantes cuatro bombas mantienen su capacidad operativa a pleno, la reducción de producción de agua genera una merma en la disponibilidad de los centros de distribución para inyectar suministro a la red pública. Por ello, se sentirá baja presión o transitoria falta de suministro en algunos sectores de la ciudad.

Debido a esta situación se recomienda a la población que realice un uso racional del agua almacenada en sus tanques de reservas domiciliarios, que ante estas circunstancias permiten contar con el suministro para las actividades esenciales del hogar.

Por otro lado, en calle Soldado Bordón, entre calles Gobernador Tibiletti y Hernandarias, se reparan dos roturas de un conducto de 150 milímetros, mientras que en el barrio San Agustín, se realizan arreglos varios, entre ellos en un acueducto de 200 milímetros en calles Los Jacarandáes, entre Las Calandrias y Don Segundo Sombra.