Por falta de mantenimiento se rompen las geoceldas en Colastiné

Los Concejales de la UCR en Juntos Por el Cambio – Inés Larriera y Carlos Pereira – alertan que las geoceldas de Colastiné se están rompiendo por falta de mantenimiento y por mala operación de las motoniveladoras en las calles. Por ello, solicitan al Ejecutivo Municipal medidas urgentes para una correcta conservación.

Las geoceldas que se colocaron en estos últimos años en las calles de Colastiné son una importante mejoría para el estado y mantenimiento de las calles de arena del barrio.

El sistema consiste en paneles de tiras de polietileno de alta densidad soldadas entre sí que conforman una estructura de confinamiento para la arena. Para su instalación se prepara en la calle una especie de “caja”. En cuyo fondo se coloca una malla geotextil que deja pasar el agua y por arriba de esta malla se coloca la “geocelda” que, en cada una de las celdas (tipo panal), va conteniendo la arena. De esta manera se evita que la misma sea llevada por el agua de lluvia. Finalmente por encima del borde superior de las geoceldas se coloca una nueva capa de arena.

Estas geoceldas fueron colocadas en calles Las Macluras, Mocovíes, Chanaes, San Franciso de Asís, Magnolias, Curupíes, Las Moras, Los Eucaliptus, Los Talas. “Pero necesitan de un cuidado especial”, advierten los concejales.

“Con el correr de las semanas, y según la cantidad de lluvias registradas, los vehículos que circulan van llevando en sus ruedas la arena que está húmeda. En la capa que se encuentra por arriba de las geoceldas. Y por lo tanto, es necesario ir reponiendo esa arena para que éstas no queden expuestas, con el riesgo de roturas”, explicaron desde el bloque.

Trabajo deficiente

En ese sentido, denunciaron que “el trabajo de reposición de arena por sobre la superficie de las geoceldas se ha venido realizando en forma muy deficiente en las últimas semanas. Quedando expuestas en muchos sectores y sufriendo en estos días diversos tipos de daños”.

“Pero resulta también sumamente preocupante que cuando el Municipio hace el trabajo de emparejado y recomposición del suelo. Y como las geoceldas se encuentran “expuestas” – las motoniveladoras han arrancado pedazos enteros de éstas”.

En tal sentido, la concejala Inés Larriera dijo que “es muy penoso ver cómo las geoceldas de Colastiné que tanto le han costado a la Ciudad y que han significado una enorme mejora para la circulación en el barrio, se estén destruyendo de esta manera. Corremos el riesgo que en pocos meses pierdan su vida útil. Y lo que más nos llama la atención es que es el propio Municipio, el que por omisión o por un accionar negligente ha llevado a esta situación”.

“Hemos ingresado un proyecto al Concejo Municipal en donde solicitamos que el Ejecutivo corrija en forma urgente esta situación. Disponga de los operativos de reposición de arena en tiempo y forma. Y que las tareas se hagan como corresponde para que las motoniveladoras dejen de romper las geoceldas”.