Preparan la implementación de la Tarjeta Alimentaria

Se realizarán convenios con el ban­co y supermercados locales. La dis­tribución será por etapas. Sólo se podrá comprar alimentos.

La Tarjeta Alimentaria que lanzará el Gobierno Nacional permitirá a las fa­milias beneficiadas comprar alimentos (con excepción de bebidas alcohólicas). La intención oficial es que se centren en los rubros de la canasta básica, con predo­minio de carnes, frutas y verduras, pero no habrá res­tricción alguna siempre que sean alimentos.

En Corrientes se esperan definiciones con respecto a su implementación, pues­to que se deberán realizar convenios con entidades bancarias y supermercados. “No hay precisiones respec­to a cuándo comenzará a implementarse en Corrien­tes ya que se deberá realizar primero un convenio con un banco local.

Se hará a través del Banco Nación, pero el pedido que se hizo es que en nuestro caso lo hagamos con el Banco de Corrientes, por lo que habrá que firmar un acuerdo al respecto”, dijo la titular de la Subsecretaría de Desarrollo Humano de la Provincia, Andrea Gio­tta. “Además tenemos que armar todo el esquema de implementación con los supermercados locales. Se podrá utilizar en cualquier comercio que esté adherido, y que tenga posnet”, agregó.

El pedido para incorporar a los bancos locales fue rea­lizado por los gobernadores durante el encuentro con el ministro de Desarrollo So­cial, Daniel Arroyo, porque tiene más bocas de expen­dio en las provincias y por cuestiones administrativas pueden acelerar los tiempos.

La Tarjeta Alimentaria será igual a una tarjeta de débito y no contendrá nin­gún tipo de leyenda espe­cial, a fin de no crear “una tarjeta para pobres y otras para ricos”. La entrega de las mismas comenzará esta semana y será en forma es­calonada, a través de las di­versas entidades bancarias públicas, más allá de que la Anses avisará a los benefi­ciarios.

Habrá una tarjeta de 4.000 pesos para madres embarazadas a partir del tercer mes y padres de un solo hijo; y otra de 6.000 pesos, para quienes tengan más de un hijo. Las tarje­tas serán cargadas el tercer viernes de cada mes, pues las autoridades de Desarro­llo Social detectaron que en la segunda quincena del mes “siempre falta un refuerzo” en los sectores apuntados con esta política. El monto será acumulable, en caso de que no se consuma todo en el término del mes.

“No se podrán retirar be­bidas alcohólicas ni dinero. Es sólo para comprar ali­mentos en los supermerca­dos. Será una tarjeta de dé­bito, y las compras podrán hacerse todas de una vez o compras parciales. Es el mismo sistema del débito común. Además se puede comprar en cualquier pro­vincia. La tarjeta va con el nombre, apellido y DNI y convivirá con la AUH”, sos­tuvo Giotta.

La Tarjeta Alimentaria re­partirá en una primera etapa a 2 millones de personas y se destinará en promedio $10 mil millones. La entrega será por etapas a cada pro­vincia. La Anses notificará, vía telefónica o por SMS re­gistrado en el organismo, al titular que está en condicio­nes de retirar su tarjeta. No sirve para extraer dinero en efectivo.