Puerto San Martín| Inauguran un estadio polideportivo de gran nivel

Puerto San Martín coronará hoy su “Villa Deportiva” con la presentación de su gran estadio municipal, al que bautizarán “4 de Junio”. Un escenario en el que sus jóvenes deportistas de distintas disciplinas serán anfitriones en vóley, básquet, futsal, handball, patín, gimnasia artística, atletismo y cualquier otra actividad, las que se desarrollarán sobre un piso casi único en el país. Es que la ciudad puertenses no se limita a lo que sucede en torno al río Paraná, sino que deportivamente dio un salto de calidad en los últimos años y la intención del gobierno que encabeza Carlos De Grandis es “apuntalar a los jóvenes porque de esta manera salen de las calles, se alejan de la droga y crecen sanos haciendo deportes”.

En la inauguración de hoy, desde las 19.30, actuarán Los Palmeras y contarán con la presencia de La Sole (Soledad Pastorutti), quien entonará el Himno Nacional y cantará invitada por el grupo de cumbia santafesina.

La salvedad es que por disposiciones relacionadas a la pandemia de Covid-19 se permitirá el ingreso de solo 1.500 espectadores, aunque en las afueras habrá una pantalla en la que quienes deseen podrán seguir el espectáculo, que comenzará con un show de luces láser de primer nivel, desfilarán deportistas de las distintas disciplinas deportivas de la ciudad y además estará presente el gobernador santafesino Omar Perotti.

Bautizar al polideportivo con el nombre “4 de Junio” es en conmemoración de la Batalla de Punta Quebracho, ese día de 1846, cuando el ejército de Lucio Norberto Mansilla se impuso a la flota anglofrancesa, en el marco de la Guerra del Paraná.

El estadio tiene una capacidad para unas 4.000 personas sentadas, en gradas fijas y rebatibles. Obviamente, en él también se podrán realizar otras actividades, ya sea de espectáculos o cualquier otra veta artística.

El gigante polideportivo de dos pisos es la pieza que faltaba para darle el marco acorde a un complejo municipal en el que se reúnen las distintas disciplinas que se practican en la ciudad, entre ellas tenis, fútbol y natación, en la pileta semiolímpica (climatizada).

La escenografía es ideal, junto al parque Linda Vista (de 16 hectáreas), ya que la “Villa Deportiva” se trata de un predio municipal de 100 metros de ancho por 5 o 6 manzanas de largo entre las calles Iguazú y América.

En diálogo con La Capital, el intendente Carlos De Grandis mostró su orgullo de “poder contribuir a dotar a nuestra ciudad de un estadio de última generación con el que completamos un espacio deportivo en el que confluyen todas las disciplinas”.

Realmente se lo ve imponente por fuera, y por dentro las imágenes completan de la misma manera el modernismo y la comodidad para deportistas y espectadores. Desde su piso, que está “entre los principales tres estadios cubiertos del país, junto al de Racing y el Aconcagua Arena, de Mendoza”, ya que cubre hasta debajo de las tribunas un total de 2.828 metros cuadrados (el total del estadio es 3.100 m²). Y para que todo coincida la iluminación es de alta definición.

También para el básquet “se adquirieron las jirafas nuevas (donde se ubican los aros) y el cartel Led para marcar el resultado al instante (de 5×3 metros) y dos relojes Led en forma de cubos de 24 segundos”, contó el intendente, en un repaso rápido al que se le deben sumar dos pantallas Led de 7×5 metros y, obviamente, vestuarios de primer nivel.

La “Villa Deportiva” se completa con “dormis para las delegaciones propias y visitantes, las que nos permitirán hacer intercambios en las distintas competencias a nivel nacional”, dijo De Grandis.

Puerto San Martín o PSM, como se lo conoce en el ambiente deportivo local y nacional, es una institución 100% municipal y se conformó para poder competir en el fútbol organizado por la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), ya que el equipo disputa el Torneo Regional Amateur, que empezará a disputarse a fin de noviembre (actualmente compite en la Liga Sanlorencina), y para hacerlo en vóley, también en la Liga Nacional (aunque no lo hizo en la última temporada).

El verdinegro, los colores elegidos para representar a la ciudad, no es el mismo que ama desde la juventud el intendente De Grandis pero siente un “gran orgullo de acompañar a los deportistas de la ciudad desde nuestro gobierno”. Y la razón de que lo represente a medias se debe a que de chico fue futbolista de General San Martín, el celeste y blanco de la ciudad, que fue el que le permitió dar el salto y jugar tres años en la reserva de Boca Juniors a principios de la década del 70.