Rancul| Nace en Pichi Huinca el primer vino del norte

En La Pampa se producen vinos de mucha calidad y el gobernador, Sergio Ziliotto ha destacado en alguna oportunidad la potencialidad del vino pampeano a partir del uso eficiente del agua.

Hace más de 10 años que se puso en marcha la chacra experimental que permite demostrarle a los empresarios que se puede invertir en La Pampa y que el negocio vitivinícola es rentable, porque la uva es de calidad.

En los últimos años, la plantación de vid se presentó como una salida productiva interesante en la provincia, como consecuencia de las condiciones ambientales y una infraestructura adecuada.

Es así que se trabaja y promueve en la producción vitivinícola, con la posibilidad de nuevas inversiones, acentuando el trabajo entre el sector público y privado, para generar condiciones que lleven al incremento de la producción en La Pampa.

Casa de Piedra, 25 de Mayo y Gobernador Duval fueron pioneros con sus producciones en el oeste y sur de la tierra pampeana.

Las posibilidades de nuevas inversiones y crecimiento llegó hasta el norte de la provincia, especialmente a la localidad de Pichi Huinca, que desde el 2016 trabaja en una plantación de viñedo con avances sorprendentes, próximo a tener sus primeros 250 litros de vino.

El presidente de la Comisión de Fomento de Pichi Huinca, Carlos Ferrero, comentó cómo está avanzando el proyecto vitivinícola en la localidad. La plantación del viñedo en la localidad ha venido avanzando, nos sorprendió el crecimiento y el avance que tuvo, a tal punto que estamos a unos días de arrancar la plantación de una hectárea, contó.

Primero dijimos vamos a ver si funciona y una vez que tuvimos la certeza de que funcionaba, este año llegamos a comprobarlo y prácticamente estamos a un mes de tener unos 250 litros de vino.

Ferrero especificó respecto a la decisión de seguir avanzando con este proyecto que nació con un fin social. En las localidades chicas es difícil armar un proyecto a futuro que generen mano de obra. Fue así que decidimos plantar el viñedo, ver si prosperaba y ampliarlo para ir generando algún puesto de trabajo. Por suerte estamos teniendo buenos resultados, remarcó.

También se refirió a la generación de una plantación de frutales y de un pequeño vivero. Tenemos plantas de rosas y alguna planta para sombra y cortinas de viento, que las estamos utilizando nosotros mismos. La producción de rosas es con un fin comercial. Estamos arrancando con este proyecto, obteniendo buenos resultados. Ahora tenemos problemas con el frío, algunas heladas. Pero por suerte el año pasado tuvimos venta de rosas.

Pichi Huinca es la primera localidad que hace vino en La Pampa, una actividad que también le permitió abrir sus puertas hacia el turismo.

Nos encontramos también con la posibilidad de generar turismo. Gente que se pone en contacto con la comisión de fomento y que han visto las notas por distintos medios provinciales y nacionales; se contactan para visitar la localidad y vemos que se nos abre la posibilidad de generar turismo, que es muy importante para nuestra actividad económica, concluyó Ferrero.