Río Grande| Ultiman detalles para el banco de plasma

El Servicio de Hemoterapia del Hospital Regional Río Grande avanza para recibir donaciones de pacientes recuperados de Covid-19.

Es una nueva herramienta que busca mitigar los efectos de la pandemia del COVID-19 en nuestra sociedad.

Gracias a un trabajo denodado de médicos y técnicos del sistema sanitario fueguino, la provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur contará con su Banco de Plasma Convaleciente.

En este marco, el Servicio de Hemoterapia del Hospital Regional Río Grande ultima los detalles técnicos para comenzar a recibir donaciones de personas recuperadas de Covid-19.

Debido a que el método aún no ha atravesado todas las instancias de pruebas clínicas para comprobar su eficacia en la lucha contra la enfermedad, se espera la autorización del comité de ética para utilizarlo en pacientes que reúnan determinadas características clínicas y de laboratorio particulares.

Se espera que este Banco de Plasma, que se está implementando en diversas partes del mundo, pueda ayudar de alguna manera en la recuperación de los pacientes confirmados con Covid-19, a la vez es importante recordar que cientificamente ha quedado comprobado que no es dañino para la salud.

Es una nueva herramienta para la lucha contra la pandemia y de esta manera Tierra del Fuego se está sumando a las provincias que cuenta con un Banco de Plasma propio, entendiendo que se está ante un nuevo paso en el cuidado de la salud pública.

«Una vez más quiero destacar el nivel de profesionales de la salud con los que contamos en Tierra del Fuego, su gran vocación y el trabajo del Ministerio de Salud que hoy afronta un gran desafío que es el cuidado de la salud de todas y todos los fueguinos», dijo al respecto el gobernador Gustavo Melella.

Cabe recordar además, que el Gobierno nacional promulgó la ley que dispone crear una campaña nacional para la promoción de la donación voluntaria de plasma sanguíneo, proveniente de pacientes recuperados de la coronavirus.