San Benito| Con más del 47 por ciento de avance continúa la obra de saneamiento

En el marco del plan de agua y saneamiento provincial, supera el 47 por ciento de avance la obra de acondicionamiento y recuperación de lagunas de tratamiento de efluentes cloacales en Colonia Avellaneda y San Benito. La inversión es de 51 millones de pesos.

Se trata de la obra que dará una solución integral para el tratamiento de los efluentes cloacales para ambas localidades. “El compromiso de la gestión del gobernador Bordet, de trabajar en pos de mejorar la calidad de vida de los entrerrianos, avanza con obras que garanticen esa premisa”, destacó el ministro de Planeamiento, Marcelo Richard.

“Enmarcada en el plan de agua y saneamiento, esta obra, cuyo proyecto fue elaborado por la Dirección de Obras Sanitarias, incluye ambas redes de desagües y un juego de lagunas de tratamiento para ambas localidades”, explicó además.

Actualmente, las cañerías y cámara de ingreso a las lagunas se encuentran colapsadas por lo cual se vuelcan los efluentes sin tratamiento previo al arroyo Las Tunas, tornándose delicada la situación sanitaria.

El presupuesto supera los 51 millones de pesos y el plazo de ejecución es de 365 días corridos.

Se realizó la limpieza del terreno de la zona de obra, y todo el sector del cerco perimetral. Se dio inicio además al secado de las lagunas para trabajar sobre ellas, y realizar los estudios de suelo. Esto determinó ejecutar las lagunas de tratamiento en la jurisdicción de Colonia Avellaneda, por cuestiones de índole topográfica y por contar con un terreno alejado de la zona urbanizada.

El objetivo de la obra es la recuperación del sistema de lagunas de tratamiento que fueron construidas en su momento y que actualmente se encuentran con un servicio ineficiente. Las mejoras tienden a que el sistema evacue en forma gravitatoria, el colector principal descarga en su punto topográfico más bajo en una cámara de registro ubicada sobre la calle lateral al predio de las lagunas y ubicada a 200 metros de las lagunas propiamente dichas, donde se comunica la red cloacal de Colonia Avellaneda y la red cloacal de San Benito.

Cada laguna posee cuatro pasarelas de toma de muestra para poder así controlar el funcionamiento del sistema y las características definitivas del líquido. Este es volcado a la laguna anaeróbica donde las bacterias van tratando los líquidos, luego pasa a la laguna facultativa donde el tratamiento lo hace principalmente el sol, para ser volcado al fin en el arroyo Las Tunas.